×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 654

Informe sobre la revisión conjunta de la ejecución del Acuerdo entre la Unión Europea y los Estados Unidos de América sobre el tratamiento y la transferencia de datos del registro de nombres de los pasajeros al Departamento de Seguridad del Territorio Nacional de los Estados Unidos (COM(2013) 844 final, 27.11.2013)

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ha actualizado hoy su guía sobre el uso de dispositivos electrónicos portátiles a bordo, entre los que se incluyen los teléfonos inteligentes, las tabletas y los libros electrónicos. La EASA confirma que esos dispositivos pueden mantenerse encendidos en «modo avión» (con la función de transmisión desactivada) durante todo el viaje (incluidos el rodaje, el despegue y el aterrizaje) sin riesgo para la seguridad. El vicepresidente Siim Kallas, comisario de transportes de la UE, ha pedido a la EASA que avance en el análisis de seguridad sobre la utilización a bordo de dispositivos electrónicos en modo de transmisión, con miras a la publicación de una nueva guía a principios de 2014. (RAPID, IP/13/1218, 9.12.2013)

Propuesta de Reglamento que modifica el Reglamento 219/2007 relativo a la constitución de una Empresa Común para la realización del sistema europeo de nueva generación para la gestión del tránsito aéreo (SESAR) en lo que se refiere a la prórroga de la Empresa Común hasta 2024 (COM(2013) 503 final, 10.7.2013)

La Comisión Europea ha anunciado hoy una nueva financiación por un importe de 600 millones de euros para poner fin a la congestión del espacio aéreo europeo. La Comisión desea impedir una saturación de la capacidad ante la previsión de un aumento del número de vuelos del 50 % en los próximos 10 a 20 años. El objetivo es desarrollar la tecnología necesaria para conseguir el Cielo Único Europeo, el ambicioso proyecto de reformar el espacio aéreo europeo, duplicar la capacidad y reducir a la mitad los costes de la gestión del tráfico aéreo.
Las ineficiencias de la fragmentación del espacio aéreo europeo generan unos costes suplementarios de casi 5 000 millones de euros anuales para las compañías aéreas y sus usuarios. Añaden 42 kilómetros a la distancia de un vuelo medio, con lo que se obliga a las aeronaves a consumir más combustible, generar más emisiones, pagar derechos de uso más elevados y provocar mayores retrasos. Los Estados Unidos controlan el mismo volumen de espacio aéreo, con más tráfico y unos costes de casi la mitad. (RAPID, IP/13/660, 10.7.2013)

Página 7 de 19

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación