La Comisión Europea ha aprobado, en virtud del Reglamento sobre concentraciones de la UE, la adquisición por el Banco de Sabadell, S.A., de España, de TSB Banking Group plc, proveedor británico de servicios de banca minorista y comercial. TSB es una entidad creada a partir de Lloyds Banking Group (Lloyd’s). Con la cesión completa de TSB, Lloyds ha cumplido una medida clave en el marco de su plan de reestructuración para limitar el falseamiento de la competencia ocasionado por la ayuda pública que Lloyds recibió durante la crisis financiera. Contar con el respaldo de un grupo bancario de mayor tamaño, como el Sabadell, mejorará la capacidad de TSB para competir como banco alternativo («challenger bank») y fomentará la competencia en los mercados bancarios minoristas del Reino Unido, en beneficio de los consumidores británicos. (RAPID, IP/15/4993, 18.5.2015)

Son necesarias medidas adicionales para restablecer el crecimiento autosostenible. La Comisión Europea ha aprobado hoy las recomendaciones de política económica destinadas a cada país para 2015 y 2016, reclamando medidas nacionales de creación de empleo y estímulo del crecimiento.

Las recomendaciones reflejan el programa económico y social de la Comisión. Desde que la Comisión del Presidente Juncker asumió sus funciones en noviembre de 2014 y publicó el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento de 2015, este programa se ha centrado en tres pilares que se refuerzan mutuamente: el estímulo de la inversión, la aplicación de reformas estructurales y el impulso de la responsabilidad presupuestaria. La aplicación fructífera de las recomendaciones específicas por país de 2015 será crucial para garantizar la sostenibilidad del retorno de Europa al crecimiento y la creación de empleo y reducir su dependencia de los factores externos cíclicos que actualmente sustentan la recuperación. (RAPID, IP/15/4975, 13.5.2015)

El tono se vuelve serio. “Hemos declarado la guerra a los traficantes de personas”, anuncia Dimitris Avramópoulos. El responsable europeo de Interior e Inmigración cree que no hay alternativa, ya que “es un sistema despiadado; gente que haría cualquier cosa por dinero, y en algunos casos mejor organizada que determinados países de la región”. La solución pasa por “inspirarse en experiencias como Atalanta”, la misión naval enviada al mar Rojo para expulsar a los piratas. Mandar buques para golpear al enemigo, una operación “civil-militar”, si es con el apoyo de Libia, mejor, y en cualquier caso con el respaldo de la ONU. “Será necesaria la colaboración de los países”, admite. Y promete: “Capturaremos y destruiremos todas las embarcaciones que los nuevos contrabandistas de almas usan para atravesar las fronteras exteriores de la UE”.

No es una receta sencilla, pero nadie dijo que el desafío que supone una inmigración alimentada por guerras y tensiones geopolíticas fuera fácil. Avramópoulos, griego (Nueva Democracia), 61 años, chaqueta de trabajador, presentará su agenda para la inmigración el 13 de mayo. El lunes, junto con la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, obtuvo el consenso de los ministros de Exteriores e Interior sobre un decálogo de puntos a implantar lo antes posible. Este viernes se celebra la cumbre europea que debe ponerle el sello político. Luego no habrá marcha atrás. Antes, al comisario le espera un viaje amargo: estará en Malta para los funerales de las víctimas del naufragio del domingo. Europa no quiere faltar. (El País, 22.4.2015)

En algún momento de los dos últimos años, después de perder las elecciones en Luxemburgo, Jean-Claude Juncker (Redange, 1954) flirteó con la idea de dejar la política y escribir sus memorias. Luego pensó que de lo que no se puede hablar, hay que callar: “Había que contar interioridades inconfesables”. Juncker aparcó el proyecto para volver a su hábitat natural: ganó las elecciones europeas y, pese a las reticencias de Berlín, capitanea la Comisión Europea que él mismo denomina “de la última oportunidad” por la necesidad de sacar definitivamente la cabeza de esa combinación de crisis múltiples aderezada con un formidable eurodesencanto. Sigue callando algunas cosas tras varias décadas en primera línea europea, aunque fuera de micrófono enlaza jugosas anécdotas perfectamente impublicables. Y en esta entrevista con EL PAÍS ofrece una visión moderadamente optimista de Europa, aunque se permite dudar: piropea a España por las reformas, pero avisa de que lo honesto es decir que la crisis seguirá ahí hasta que baje el paro; concede que Alexis Tsipras ha asumido responsabilidades, pero afirma que aún tiene que explicarle a los griegos que va a incumplir ciertas promesas. Partidos como Syriza o Podemos, dice, tienen un diagnóstico certero de la situación, y sin embargo sus propuestas llevarían “al total bloqueo” del proyecto europeo. (El País, 3.3.2015)

El Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha nombrado hoy a Michel Barnier para el cargo de Consejero Especial de Política Europea de Defensa y Seguridad. El Sr. Barnier fue miembro de la Comisión Europea en los colegios presididos por Prodi (1999-2004) y Barroso II (2010-2014). En 2001, presidió el Grupo de Trabajo sobre Defensa Europea como miembro del Praesidium de la Convención sobre el Futuro de Europa. Fue Ministro de Asuntos Exteriores en el Gobierno francés (2004-2005). En 2006, en su condición de Consejero Especial del entonces Presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, presentó un informe al Consejo Europeo en el que se proponía la creación de una fuerza europea de seguridad civil. Durante el segundo mandato de Barroso al frente de la Comisión, fue uno de los directores del Grupo Operativo de «Defensa» y supervisó la Comunicación sobre los mercados europeos de defensa que la Comisión Europea presentó al Consejo en septiembre de 2014. (RAPID, IP/15/4437, 17.2.2015)

La Comisión de Juncker cumple 100 días marcados por la tensión política

Escándalos económicos, tensión política y yihadismo, los desafíos del Gobierno de la UE

La Comisión Europea, el brazo Ejecutivo de la Unión Europea (UE), ha cumplido sus cien primeros días. El Gobierno del luxemburguésJean-Claude Juncker (PPE) —elegido por el Parlamento Europeo por 422 votos a favor el pasado julio— ha estado marcado por escándalos económicos y tensiones geopolíticas, pero también ha destacado por un ambicioso plan de inversión como arma para salir de la crisis. El euro, la troika y Grecia aún generan incertidumbre en su Ejecutivo y aún quedan retos por delante hasta el fin de su mandato en 2019. “Con apenas cuatro meses a uno no se le puede valorar. Yo quiero que se me valore dentro de cinco años, cuando puedan verse los resultados”, declaró la semana pasada el luxemburgués. A continuación, los hitos de los 100 primeros días del Gobierno de la UE y los retos a los que se enfrenta. (El País, 8.2.2015)

Página 10 de 29

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación