El Colegio de Comisarios ha enviado hoy al Consejo una Recomendación para que se proceda a la apertura de las negociaciones con el Reino Unido en virtud del artículo 50. Incluye un proyecto de directrices de negociación. Este mandato jurídico se otorga después de que el Consejo Europeo adoptara las orientaciones políticas el pasado sábado.

El texto presentado hoy complementa las orientaciones y establece las disposiciones detalladas necesarias para llevar a cabo la primera fase de las negociaciones. La propuesta refleja el planteamiento en dos fases propuesto por los dirigentes de los veintisiete Estados miembros y da prioridad a los aspectos necesarios para garantizar la retirada ordenada del Reino Unido de la Unión.

Las directrices de negociación abarcan cuatro ámbitos principales. La primera prioridad de las negociaciones es la protección del estatuto y los derechos de los ciudadanos, los de la EU-27 en el Reino Unido y los del Reino Unido en la EU-27, así como de sus familias. En la Recomendación de la Comisión se afirma también claramente que para que pueda pasarse a la segunda fase de las negociaciones deberá alcanzarse un acuerdo sobre los principios de la liquidación financiera. Las negociaciones no deben socavar en modo alguno el Acuerdo del Viernes Santo. Deben hallarse soluciones para evitar el establecimiento de una frontera física en la isla de Irlanda. Por último, deben acordarse disposiciones en materia de solución de diferencias y gobernanza del Acuerdo de Retirada. (RAPID, IP/17/1170, 3.5.2017) 

La Comisión Europea ha decidido llevar a Croacia, Chipre, Portugal y España ante el Tribunal de Justicia de la UE por no incorporar la Directiva sobre créditos hipotecarios en su ordenamiento jurídico nacional. Los Estados miembros debían incorporar la Directiva sobre créditos hipotecarios el 21 de marzo de 2016 a más tardar. Croacia, Chipre, Portugal y España aún no han cumplido esta obligación.

La Directiva sobre créditos hipotecarios (Directiva 2014/17/UE) aspira a crear un mercado de crédito hipotecario en la UE con un nivel elevado de protección de los consumidores. Entre sus principales disposiciones cabe destacar las normas de conducta para los proveedores, incluida la obligación de evaluar la solvencia de los consumidores y divulgar información, requisitos en materia de conocimientos y competencia del personal, disposiciones relativas a determinados aspectos del crédito hipotecario, como el reembolso anticipado, los préstamos suscritos en moneda extranjera, las prácticas de venta vinculada, la educación financiera, la tasación de la propiedad, las demoras y la ejecución hipotecaria, así como un pasaporte de la UE para los intermediarios de crédito que cumplen los requisitos de admisión en su Estado miembro de origen.

La no aplicación de la Directiva por los Estados miembros significa que los consumidores de esos Estados no pueden disfrutar de la protección que la misma garantiza cuando suscriben sus préstamos hipotecarios o cuando experimentan dificultades para reembolsarlos. Por otra parte, los intermediarios de crédito no pueden disfrutar de un pasaporte para sus actividades comerciales, lo que priva a los consumidores de Croacia, Chipre, Portugal y España de ofertas de crédito potencialmente más ventajosas procedentes de prestamistas de otros Estados miembros. Ello dificulta la competencia, limita las posibilidades de elección y lleva a unos precios más altos. (RAPID, IP/17/1049, 27.4.2017)

CoverLibro blanco sobre el futuro de Europa: Reflexiones y escenarios para la Europa de los veintisiete en 2025
Luxemburgo: OPOCE, 2017, 32 páginas.

El presente Libro Blanco es la contribución de la Comisión Europea a este nuevo capítulo del proyecto europeo. Queremos poner en marcha un proceso en el que Europa decida su propio camino. Queremos definir los retos y las oportunidades que nos esperan y exponer las opciones de que disponemos para responder colectivamente. Tras un amplio debate que deberá desarrollarse en nuestro continente en los próximos meses, en el Parlamento Europeo, los parlamentos nacionales, las autoridades locales y regionales y la sociedad civil en general, desarrollaré estas ideas y expondré mis consideraciones sobre el futuro de Europa en mi discurso sobre el Estado de la Unión en septiembre de 2017. Esto ayudará al Consejo Europeo a extraer las primeras conclusiones a finales de año y a determinar una línea de actuación que pueda ser desarrollada a tiempo para las elecciones al Parlamento Europeo de junio de 2019. Al decidir qué camino tomar, hemos de recordar que a Europa siempre le ha ido mejor cuando mantenemos nuestra unión, firmeza y confianza en que podemos construir juntos nuestro futuro. [formatos pdf y papel]

Tal y como se anunció en el discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado por el presidente Juncker en 2016, la Comisión Europea ha presentado hoy el Libro Blanco sobre el futuro de Europa, que representa la contribución de la Comisión a la Cumbre de Roma del próximo 25 de marzo de 2017.

Al prepararnos para celebrar el 60.º aniversario de la UE, miramos hacia atrás y vemos siete décadas de paz y una Unión ampliada de 500 millones de ciudadanos que viven en libertad en una de las economías más prósperas del mundo. Al mismo tiempo, la UE debe mirar hacia el futuro y considerar la manera en que va a perfilar una visión de su porvenir con 27 Estados miembros. El Libro Blanco recoge los principales desafíos y oportunidades de Europa en el próximo decenio. Presenta cinco escenarios sobre cómo podría evolucionar Europa de aquí a 2025 dependiendo del camino que decida tomar. (RAPID, IP/17/385, 28.2.2017)

La Comisión Europea envía una última advertencia a Alemania, Francia, España, Italia y Reino Unido por no haber resuelto el problema de incumplimiento constante de los límites de contaminación atmosférica correspondientes al dióxido de nitrógeno (NO 2). La contaminación por NO2 supone un riesgo sanitario grave. La mayor parte de las emisiones proceden del tráfico rodado. La Comisión Europea insta a cinco Estados miembros a que adopten medidas para garantizar una buena calidad del aire y proteger la salud pública.

Cada año, más de 400 000 ciudadanos mueren prematuramente en la UE como consecuencia de una mala calidad del aire. Millones de personas padecen enfermedades respiratorias y cardiovasculares provocadas por la contaminación del aire. En 2013, debido a unos niveles persistentemente altos de dióxido de nitrógeno (NO2), se produjeron aproximadamente 70 000 muertes prematuras en Europa, un número casi tres veces superior al de muertes por accidentes de tráfico en ese mismo año.

La legislación de la UE sobre la calidad del aire ambiente (Directiva 2008/50/CE) establece valores límite para los contaminantes atmosféricos, en particular el dióxido de nitrógeno.Si se superan esos valores límite, los Estados miembros están obligados a adoptar y ejecutar planes de calidad del aire que establezcan medidas adecuadas para poner fin a esa situación lo antes posible. (RAPID, IP/17/238, 15.2.2017)

La Comisión ha propuesto hoy modificar el Reglamento de comitología, incrementando la transparencia y reforzando la rendición de cuentas en los procedimientos de ejecución del Derecho de la UE.

La Comisión está cumpliendo la promesa realizada por el presidente Juncker en su Discurso sobre el Estado de la Unión de septiembre de 2016, en el transcurso del cual declaró lo siguiente: "no es justo que, cuando los países de la UE no logran ponerse de acuerdo sobre si se debe prohibir el uso del glifosato en los herbicidas, el Parlamento y el Consejo obliguen a la Comisión a tomar una decisión. Así que cambiaremos esas normas.» Este paquete de cuatro modificaciones específicas aumentará la transparencia de las posiciones adoptadas por los Estados miembros, permitirá una mayor orientación política y garantizará una rendición de cuentas reforzada en el proceso de toma de decisiones. (RAPID, IP/17/264, 14.2.2017)

Página 5 de 29

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación