Noticias. CDE Universitat de València

La Comisión Europea ha publicado hoy nuevas cifras que muestran que en 2014 casi 2 500 productos, desde juguetes a vehículos de motor, se retuvieron antes de su entrada en la UE o se retiraron de los mercados porque eran peligrosos para los consumidores de la UE. Durante 12 años, la Comisión Europea y los Estados miembros de la UE han venido colaborando para garantizar que los bienes de consumo comercializados en los mercados europeos sean seguros. A tal efecto, utilizan el sistema de alerta rápida para productos peligrosos no alimentarios.

El sistema de alerta rápida garantiza que la información sobre los productos no alimentarios peligrosos retirados del mercado o recuperados en cualquier parte de Europa se distribuya rápidamente entre los Estados miembros y la Comisión Europea. De este modo, las actuaciones de seguimiento pertinentes (prohibición/suspensión de la venta, retirada, recuperación o denegación de la importación por las autoridades aduaneras) se adoptan en toda la UE y los consumidores se mantienen informados. En 2014, se registraron en el sistema 2 755 de tales medidas de seguimiento.

El sitio web del sistema de alerta rápida recibió casi 2 millones de visitas en 2014, y nuevas herramientas de búsqueda permiten que los consumidores y las empresas se mantengan mejor informados acerca de la detección de productos peligrosos y las retiradas de productos. (RAPID, IP/15/4627, 23.3.2015)

La Comisión Europea ha acogido con satisfacción la adopción hoy por el Parlamento Europeo de su propuesta, que simplifica el funcionamiento del mercado interior de los artículos pirotécnicos. A raíz de esta votación, los artificios de pirotecnia pronto van a ser de uso más seguro, porque la nueva normativa exige etiquetas e instrucciones más claras en las lenguas de los Estados miembros donde se vendan estos productos. Los productos acordes con las normas de seguridad llevarán el marcado CE, que demuestra su cumplimiento de todos los requisitos establecidos en la legislación. Los fabricantes deben conservar toda la documentación pertinente durante diez años.
El acuerdo alcanzado sienta las bases para una adopción más rápida de normas menos rigurosas para otras categorías de productos, como los instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático, los instrumentos de medida, los recipientes a presión simples, los ascensores, los explosivos con fines civiles, el material eléctrico y los aparatos para uso en atmósferas potencialmente explosivas. (RAPID, IP/13/448, 22.5.2013)

Los consumidores de la UE quieren tener la certeza de que los productos fabricados en la UE o importados de terceros países son seguros. La buena noticia es que la creciente eficacia del sistema de alerta rápida de la UE para productos no alimentarios peligrosos (RAPEX) permite detectar antes y de manera más eficaz los productos de este tipo y retirarlos más rápidamente del mercado de la UE. Este proceso se basa en una cadena de actuaciones que incluye esfuerzos preventivos para identificar los riesgos en la fuente, una mejor evaluación del riesgo y una estrecha cooperación entre las autoridades de la UE, en particular las autoridades aduaneras, para detectar los riesgos en los puntos de entrada. (RAPID, IP/12/452, 8.5.2012)

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación