Noticias. CDE Universitat de València

renovar el «Mecanismo Conectar Europa» con un presupuesto de 42 300 millones EUR con el fin de respaldar las inversiones en las redes de infraestructuras europeas para el transporte (30 600 millones EUR), la energía (8 700 millones EUR) y el sector digital (3 000 millones EUR).

Esto representa un incremento del 47 % en comparación con el presupuesto de 2014-2020[1], demuestra el compromiso de la UE a la hora de conseguir una Unión bien conectada e integrada, donde los ciudadanos y empresas puedan beneficiarse de la libre circulación y del mercado único. Para 2012-2027, la Comisión pretender reforzar la dimensión medioambiental del Mecanismo Conectar Europa con el objetivo de destinar el 60 % de su presupuesto a objetivos  edioambientales. Ello contribuirá a potenciar la Unión de Energía, a cumplir con los compromisos contraídos por la UE en el marco del Acuerdo de París y a consolidar el liderazgo mundial europeo en la lucha contra el cambio climático. (RAPID, IP/18/4029, 6.6.2018)

La Comisión Europea ha adoptado hoy una nueva estrategia destinada a fomentar la utilización de infraestructuras verdes y garantizar que la valorización de los procesos naturales forme parte de la ordenación territorial de manera sistemática. Las infraestructuras verdes son una herramienta de eficacia probada que utiliza la naturaleza para generar ventajas ecológicas, económicas y sociales. Así, por ejemplo, en lugar de implantar infraestructuras de protección contra las inundaciones, una infraestructura verde permitiría utilizar humedales naturales para absorber el exceso de agua en caso de fuertes precipitaciones.
Las infraestructuras verdes resultan a menudo más baratas y sostenibles que las soluciones alternativas que ofrece la ingeniería civil convencional. Por ejemplo, la incorporación de parques ricos en biodiversidad, de espacios verdes y de corredores de aire fresco puede mitigar los efectos negativos de las olas de calor en verano. Además de beneficios para la salud y el medio ambiente, las infraestructuras verdes también aportan numerosas ventajas sociales, tales como la creación de puestos de trabajo, y convierten a las ciudades en lugares más atractivos para vivir y trabajar. También permiten el desarrollo de la vida silvestre, incluso en zonas urbanas. (RAPID, IP/13/404, 6.5.2013)

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación