Publicado en Noticias

Consulta pública sobre el Registro de Transparencia de la Unión Europea

Martes, 01 Marzo 2016 10:21

La Comisión pone en marcha una consulta sobre el Registro de Transparencia, para recabar las opiniones de los interesados sobre un futuro sistema obligatorio para todas las instituciones de la UE

El 1 de marzo, la Comisión va a poner en marcha una consulta pública de 12 semanas a fin de recabar opiniones sobre el régimen actual de registro de los representantes de intereses que pretenden influir en la labor de las instituciones de la UE y sobre su futura evolución hacia un régimen de registro obligatorio de grupos de interés tanto para el Parlamento Europeo como para el Consejo de la Unión Europea y la Comisión.

La Comisión ha planeado una consulta en dos partes que permitirá recabar respuestas de una amplia gama de partes interesadas, sociedad civil y ciudadanos. La primera parte de la consulta no requiere un conocimiento detallado del actual Registro de Transparencia y permite a personas no expertas dar una respuesta sobre cuestiones de principio y ámbito de aplicación, mientras que la segunda sección recaba las opiniones de las personas que usan el sistema actual sobre el funcionamiento de este en la práctica. Los documentos de la consulta están disponibles en todas las lenguas de la UE para alentar una amplia respuesta. La consulta terminará el martes 24 de mayo.

El nuevo régimen, que la Comisión tiene previsto proponer en forma de proyecto de acuerdo interinstitucional, iría más allá del actual Registro, que gestionan conjuntamente el Parlamento Europeo y la Comisión, pero que no tiene carácter obligatorio ni vincula al Consejo. Las reformas internas de la Comisión (véase más adelante) ya han impulsado un fuerte aumento de las inscripciones en el Registro de Transparencia: a 1 de marzo, hay 9 286 inscripciones en el Registro de Transparencia actual, lo que contrasta con las 7 020 que había el 31 de octubre de 2014, antes de que esta Comisión entrara en funciones y aplicara esas reformas. La Comisión cree que la colaboración con los colegisladores en el Parlamento Europeo y el Consejo constituye un medio importante para que los ciudadanos se hagan una idea completa de los grupos de interés que pretenden influir en el proceso legislativo y de las organizaciones que consultamos. La consulta pública también se aprovechará en la propuesta que presentará la Comisión más adelante este año. (RAPID, IP/16/462, 1.3.2016)

Visto 312 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación