Noticias. CDE Universitat de València

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, y el ministro de Asuntos Exteriores japonés Taro Kono han anunciado hoy la finalización satisfactoria de las negociaciones entre la UE y Japón para el Acuerdo de Asociación Económica (AAE). Tomando como base el acuerdo político de principio alcanzado el 6 de julio de 2017 durante la Cumbre UE-Japón, los negociadores de ambas partes han ultimado todos los detalles para finalizar el texto jurídico. Este proceso ya está listo.

El resultado alcanzado hoy se debe en gran parte a la determinación que han mostrado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, a lo largo de todo el proceso, y en particular en 2017, en sus reuniones celebradas en marzo en Bruselas, y paralelamente a la Cumbre del G-7 en Taormina, en mayo. La conclusión de esas negociaciones es un hito importante para poner en marcha el mayor acuerdo comercial bilateral negociado hasta ahora por la Unión Europea. El Acuerdo de Asociación Económica abrirá enormes oportunidades de mercado para ambas partes, reforzará la cooperación entre la Unión Europea y Japón en algunos ámbitos, reafirmará su compromiso común de desarrollo sostenible y, por primera vez, incluirá un compromiso específico en lo que respecta al Acuerdo de París sobre el clima. (RAPID, IP/17/5142, 8.12.2017)

Etiquetado como:

De cara al debate temático sobre migración que los dirigentes de la UE van a entablar el 14 de diciembre, la Comisión propone hoy una hoja de ruta política con miras a la consecución, en junio de 2018 como muy tarde, de un acuerdo global sobre la manera de proseguir una política migratoria sostenible. A medida que Europa va dejando atrás la etapa de mera gestión de la crisis migratoria, es imperativo alcanzar un acuerdo sobre una política de migración y asilo de la UE estable y con visión de futuro a largo plazo, con el fin de mantener el impulso en todos los frentes, internos y externos.

A lo largo de los últimos tres años, la UE ha ido desarrollando un nuevo enfoque de la gestión de la migración que presta apoyo a los Estados miembros más expuestos, consolida la protección de las fronteras exteriores de la UE y refuerza nuestra cooperación con los países socios. Si bien el trabajo coordinado ha permitido estabilizar una situación extremadamente volátil —en 2017, el número de llegadas irregulares a la UE cayó en un 63 %—, la tendencia para los próximos años, amén de factores como el cambio climático, la situación de seguridad y la demografía en la UE y en sus países vecinos, apuntan a que la migración seguirá siendo un reto durante décadas.

La Comisión recomienda hoy a los dirigentes que prosigan la labor en curso garantizando avances rápidos en la reforma del Sistema Europeo Común de Asilo de la UE, reforzando las asociaciones con terceros países, abriendo nuevas vías legales hacia Europa y garantizando una financiación adecuada para el futuro. Todo esto solo se puede hacer realidad con un enfoque global. Centrarse únicamente en la dimensión interna y en el apoyo prestado a los Estados miembros no es suficiente, pero tampoco una política exterior de migración resolverá por sí sola el problema migratorio en Europa. (RAPID, IP/17/5132, 7.12.2017)

Al presentar una Hoja de ruta con acciones y medidas concretas, la Comisión Europea cumple hoy el compromiso asumido por el presidente Jean-Claude Juncker en su Discurso sobre el Estado de la Unión de 2017 y lo expuesto en el Informe de los Cinco Presidentes de 2015 para profundizar en la Unión Económica y Monetaria europea. Partiendo de la idea que figura en el Informe de los Cinco Presidentes de junio de 2015 y en los documentos de reflexión sobre la profundización de la Unión Económica y Monetaria y el futuro de las finanzas de la UE de la primavera de 2017, la Comisión Europea presenta hoy una Hoja de ruta para profundizar en la Unión Económica y Monetaria, con medidas concretas que se deberán tomar durante los dieciocho próximos meses. También se presentan varias iniciativas dentro de este paquete. El objetivo es reforzar la unidad, la eficiencia y la rendición de cuentas democráticade la Unión Económica y Monetaria europea de aquí a 2025.

El presidente Juncker ha declarado: «Tras años de crisis, ha llegado la hora de que tomemos las riendas del futuro de Europa. El fuerte crecimiento económico actual nos anima a avanzar para velar por que nuestra Unión Económica y Monetaria esté más unida, sea más eficaz y democrática y funcione para todos los ciudadanos europeos. El mejor momento para hacer obras es cuando hace buen tiempo».

La profundización de la Unión Económica y Monetaria (UEM) es un medio para alcanzar un fin: más empleo, crecimiento, inversión, justicia social y estabilidad macroeconómica. La moneda única ofrece protección y oportunidades a los europeos, y una zona del euro fuerte y estable es esencial para sus miembros, así como para la UE en su conjunto. En los últimos años se han producido importantes reformas institucionales para reforzar la UEM en Europa, pero su estructura sigue estando incompleta. La Hoja de ruta de hoy refleja los retos pendientes y establece el camino a seguir.

La crisis económica y financiera que afectó a Europa no se inició en la zona del euro, pero puso al descubierto algunas de sus deficiencias institucionales. Transcurridos casi diez años, gracias a los esfuerzos realizados a todos los niveles, Europa está experimentando una recuperación firme y el crecimiento económico se ha extendido a todos los Estados miembros. El desempleo registra sus cifras más bajas desde 2008, mientras que el clima económico es el mejor desde el año 2000. Los europeos también manifiestan el apoyo más alto a la moneda única desde la introducción de los billetes y monedas en euros. (RAPID, IP/17/5005, 6.12.2017)

La política agrícola común (PAC) es una de las políticas más antiguas de la Unión Europea (UE). Ha logrado su objetivo inicial de garantizar un suministro de productos alimenticios de buena calidad, seguros y asequibles, apoyando al mismo tiempo a los agricultores europeos. Desde 1962, la PAC ha experimentado numerosas reformas y, gracias a su adaptabilidad, sigue siendo pertinente. El mundo evoluciona con rapidez, al igual que los retos a que se enfrentan no solo los agricultores, sino nuestras sociedades en su conjunto. Cambio climático, volatilidad de los precios, incertidumbres políticas y económicas, creciente importancia del comercio mundial: los agricultores han de aprender a diario cómo operar en un entorno cambiante y corresponde a los legisladores acompañarlos durante este proceso de cambio y ofrecerles claridad y sencillez jurídica a medio y largo plazo.

La política agrícola europea ha convertido a la UE en la superpotencia agroalimentaria que es en la actualidad: la UE, amén de ser el primer exportador mundial de productos agroalimentarios, posee una reputación inigualable por su patrimonio gastronómico y sus productos alimenticios, así como por la pericia de sus productores. Pero la UE no puede dormirse en los laureles: un éxito también puede ocultar numerosas dificultades.

La PAC debe dirigir la transición hacia una agricultura más sostenible. Ha de contribuir a fomentar la capacidad de adaptación del sector en tiempos de crisis y apoyar la renta y la viabilidad de los agricultores. Asimismo, debe incorporar plenamente esas innovaciones digitales que tanto facilitan las tareas cotidianas de los agricultores, reducen las cargas administrativas e incluso podrían impulsar el tan necesario relevo generacional del sector. Por último, la PAC debe reforzar las zonas rurales europeas, que constituyen el núcleo de las tradiciones y del modelo agrícola familiar de Europa. La Comunicación que hoy se publica ofrece orientaciones para abordar estos objetivos y responder a los retos que están surgiendo con un planteamiento menos preceptivo y una mayor subsidiariedad a escala de los Estados miembros, con el fin de acercar la PAC a los encargados de su aplicación sobre el terreno. (RAPID, MEMO/17/4842, 30.11.2017)

La V Cumbre Unión Africana-Unión Europea tuvo lugar los días 29 y 30 de noviembre en Abiyán y se centró principalmente en el tema de la juventud. La Cumbre reunió a 55 dirigentes de la Unión Africana y a los 28 Estados miembros de la Unión Europea. La UE estuvo representada por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y por el presidente del Consejo de la UE, Donald Tusk, además de por la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidenta de la Comisión Europea, Federica Mogherini, el vicepresidente responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, y el comisario responsable de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica. La Unión Africana estuvo representada por su presidente, Alpha Condé, y por el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat. En su declaración política, los líderes europeos y africanos rubricaron conjuntamente su voluntad de invertir en la juventud para un futuro sostenible y se comprometieron a centrar sus esfuerzos en las prioridades estratégicas. Sobre esta base, la Comisión de la Unión Europea y la Comisión de la Unión Africana presentarán proyectos y programas concretos en un plazo de tres meses. (RAPID, IP/17/5007, 30.11.2017)

The European Commission has launched a public consultation to gather views of the broader public on setting up a European Labour Authority and the introduction of a European Social Security Number. The European Labour Authority should ensure that EU rules on labour mobility are enforced in a fair, simple and effective way. Concretely, building on existing structures, the Authority would support national administrations, businesses, and mobile workers by strengthening cooperation at EU level on matters such as cross-border mobility and social security coordination. It would also improve access to information for public authorities and mobile workers and enhance transparency regarding their rights and obligations. The European Social Security Number (ESSN) aims at simplifying and modernising citizens' interaction with administrations in a range of policy areas. An EU Social Security Number would facilitate the identification of persons across borders for the purposes of social security coordination and allow the quick and accurate verification of their social security insurance status. It would facilitate administrative procedures for citizens by optimising the use of digital tools. Period of Consultation: from 27 november 2017 to 7 january 2018. [más]

La Comisión Europea ha abierto una investigación pormenorizada para determinar si el incentivo medioambiental de España a las centrales de carbón se ajusta a las normas sobre ayudas estatales de la UE. La Comisión teme que las ayudas se hayan utilizado para cumplir las obligaciones medioambientales dela UE, que eran imperativas en cualquier caso.
En 2007, las autoridades españolas introdujeron un régimen («incentivo medioambiental») para apoyar la instalación de nuevos filtros de óxido de azufre en las centrales de carbón existentes. Estos filtros debían reducir las emisiones de óxido de azufre de las centrales por debajo de determinados límites. A cambio, las centrales de carbón tenían derecho a recibir ayudas públicas relacionadas con el tamaño de la central durante un período de diez años (es decir, 8 750 euros por megavatio al año). Desde 2007, catorce centrales de carbón se han acogido a este régimen y han recibido en total más de 440 millones de euros en concepto de ayudas públicas, y se seguirán realizando pagos hasta 2020.
España no notificó esta medida a la Comisión para su evaluación con arreglo a las normas sobre ayudas estatales de la UE. En este momento, la Comisión teme que los límites de emisión impuestos a los beneficiarios del régimen simplemente dieran cumplimiento a las normas obligatorias de la UE en materia de medio ambiente aplicables entonces a las centrales de carbón. Los requisitos legales correspondientes se establecieron en la legislación de la UE sobre limitación de emisiones a la atmósfera de determinados agentes contaminantes procedentes de grandes instalaciones de combustión (Directiva 2001/80/CE). (RAPID, IP/17/4965, 27.11.2017)

Etiquetado como:

El servicio URBIS (en inglés, «Urban Investment Support», ayuda a la inversión urbana) ayudará a las ciudades a planificar las inversiones para financiar sus propias estrategias de desarrollo urbano y acceder más fácilmente a la financiación. A la hora de acceder a la financiación, las ciudades se enfrentan a retos particulares. Los proyectos municipales individuales, por ejemplo en los ámbitos de la inclusión social, la regeneración urbana o la eficiencia energética, pueden resultar demasiado arriesgados o demasiado pequeños para el mercado. Al mismo tiempo, también puede resultar difícil obtener financiación para programas urbanos integrados, ya que estos agrupan varios proyectos pequeños en diferentes sectores. Por último, las ciudades también pueden encontrarse con límites cuando piden un préstamo.

URBIS pretende ayudar a las ciudades a hacer frente a estos problemas específicos. Lo hará tanto en el diseño como en la planificación y la ejecución de sus estrategias y proyectos de inversión, proporcionándoles asesoramiento técnico y financiero personalizado, también en relación con opciones de financiación innovadoras. El objetivo es asistir al despegue de proyectos sólidos a corto o medio plazo, por ejemplo en el ámbito de las acciones relacionadas con el clima urbano. (RAPID, IP/17/4941, 28.11.2017)

La Comisión ha adoptado hoy normas que aumentarán la seguridad de los pagos electrónicos realizados en los establecimientos comerciales y en línea, y permitirán a los consumidores acceder a las soluciones más prácticas, económicas e innovadoras ofrecidas por los proveedores de servicios de pago. Estas normas aplican la Segunda Directiva sobre servicios de pago (DSP2), recientemente revisada, que está encaminada a modernizar los servicios de pago europeos para que sigan el ritmo de este mercado en rápida evolución y a fomentar la expansión del mercado europeo del comercio electrónico. Las normas permitirán a los consumidores utilizar los servicios innovadores ofrecidos por proveedores terceros, conocidos como «empresas de tecnología financiera» (FinTech), manteniendo al mismo tiempo unas condiciones rigurosas de protección de datos y seguridad para los consumidores y empresas de la UE. Estos servicios incluyen soluciones de pago e instrumentos de gestión de las finanzas personales mediante la agregación de información procedente de diversas cuentas.  (RAPID, IP/17/4965, 27.11.2017)

Hoy la Comisión Europea ha revelado nuevos y ambiciosos planes para reforzar la capacidad de Europa para responder a las catástrofes naturales. 

La propuesta es un elemento central de la agenda del presidente Juncker de una Europa que protege a sus ciudadanos. La iniciativa llega a la luz de las catástrofes naturales más complejas y frecuentes que han afectado gravemente a muchos países europeos en los últimos años. Un elemento clave de la propuesta es la creación de rescEU, una reserva a nivel europeo de capacidades de protección civil tales como aviones de extinción de incendios forestales, bombas de agua especiales, equipos de búsqueda y rescate urbano y hospitales de campaña y equipos médicos de emergencia. Todo ello completará los activos nacionales y será gestionado por la Comisión Europea, con objeto de apoyar a los países afectados por catástrofes tales como inundaciones, incendios forestales, terremotos y epidemias. Solo en 2017, más de 200 personas murieron como consecuencia de catástrofes naturales en Europa y más de un millón de hectáreas de bosque quedaron destruidas.  (RAPID IP/17/4731, 23.11.2017)

Página 5 de 198

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación