Actualidad. CDE Universitat de València

A partir del domingo 1 de julio, los viajeros que reserven vacaciones combinadas disfrutarán de más derechos en cuanto que consumidores. No solo estarán cubiertas vacaciones combinadas tradicionales, las nuevas normas también protegerán a los consumidores que reserven otras formas de viajes combinados, como las vacaciones personalizadas, en las que los viajeros escogen los distintos elementos a través de un único punto de venta en línea o fuera de línea. Las nuevas normas también introducirán protección para los «servicios de viaje vinculados», es decir, aquellos en los que a los viajeros se les propone, bien a través de procesos de reserva paralelos cuando están contratando servicios de viaje en un punto de venta, bien tras haber reservado un servicio de viaje en una página web, contratar otro servicio en otra página web. (RAPID, IP/18/4293, 29.6.2018)

Habiendo alcanzado la mitad de su mandato, la Comisión Europea ha publicado hoy la revisión intermedia de su Estrategia para el Mercado Único Digital. En ella se hace balance de los progresos realizados, se insta a los colegisladores a actuar con celeridad en todas las propuestas ya presentadas y se esbozan nuevas actuaciones sobre las plataformas en línea, la economía de los datos y la ciberseguridad.  Desde mayo de 2015, la Comisión Europea ha presentado 35 propuestas legislativas e iniciativas políticas según lo anunciado en su Estrategia para el Mercado Único Digital. La atención se centra ahora en obtener un acuerdo político con el Parlamento Europeo y el Consejo sobre todas las propuestas, y en especial sobre la actualización de las normas sobre telecomunicaciones de la UE que reforzará las inversiones en redes de alta velocidad de calidad, elemento crítico para el despliegue completo de la economía y la sociedad digitales. En la Comunicación sobre la revisión intermedia hoy presentada, la Comisión señala tres ámbitos principales en los que resulta necesaria la intervención de la UE: 1) desarrollar la economía europea de los datos a su pleno potencial, 2) proteger los activos de Europa haciendo frente a los desafíos en materia de ciberseguridad y 3) fomentar las plataformas en línea como agentes responsables de un ecosistema de internet equitativo. (RAPID, IP/17/1232, 10.5.2017)

El informe final de la investigación en el sector del comercio electrónico de la Comisión Europea identifica prácticas empresariales que podrían restringir la competencia. Permite a la Comisión adaptar la aplicación de las normas sobre competencia de la UE a los mercados del comercio electrónico y ya ha llevado a las empresas a revisar sus prácticas.

Uno de los principales objetivos de la estrategia del mercado único digital de la Comisión es garantizar un mejor acceso de los consumidores y las empresas a los bienes y servicios. La investigación sectorial del comercio electrónico complementa las propuestas legislativas de la Comisión en este sentido. El objeto de esta investigación sectorial fue permitir a la Comisión detectar posibles problemas de competencia en los mercados del comercio electrónico europeos. El informe que hoy se publica expone las conclusiones definitivas de la Comisión, tiene en cuenta las observaciones recibidas sobre el informe preliminar de septiembre de 2016, y confirma en gran medida las conclusiones de dicho informe preliminar. La información obtenida gracias a esta investigación sectorial permitirá a la Comisión adaptar la aplicación de las normas sobre competencia de la UE a los mercados del comercio electrónico europeos, lo que incluirá la apertura de nuevas investigaciones de defensa de la competencia. En febrero de 2017, la Comisión ya inició tres investigaciones separadas sobre las prácticas de fijación de precios en los sectores de los alojamientos de vacaciones, la distribución de videojuegos para ordenador y la electrónica de consumo que pueden limitar la competencia. (RAPID, IP/17/1261, 10.5.2017)

La Comisión Europea ha dado a conocer hoy una serie de medidas para mejorar el entorno del impuesto sobre el valor añadido (IVA) para el comercio electrónico en la UE. Nuestras propuestas facilitarán a los consumidores y a las empresas, en particular a las empresas emergentes y a las pymes, la compra y la venta de bienes y servicios en línea.

Mediante la creación de un portal para los pagos del IVA en línea en toda la UE («ventanilla única»), los gastos para el cumplimiento de la normativa del IVA se reducirán notablemente, ahorrando a las empresas de toda la UE 2 300 millones EUR al año. Las nuevas normas también garantizarán que el IVA se pague en el Estado miembro del consumidor final, lo que dará lugar a una distribución más justa de los ingresos fiscales entre los países de la UE. Nuestras propuestas deben ayudar a los Estados miembros a recuperar unos 5 000 millones EUR que se pierden cada año en el IVA de las ventas en línea. Las pérdidas de ingresos estimadas pueden llegar a alcanzar los 7 000 millones EUR en 2020, por lo que es fundamental que actuemos ya.

Por último, la Comisión está cumpliendo su promesa de permitir a los Estados miembros aplicar a las publicaciones digitales, como los libros electrónicos y los periódicos en línea, el mismo tipo de IVA que tienen sus equivalentes en papel, eliminando las disposiciones que excluyen a las publicaciones digitales del trato fiscal favorable que se concede a las publicaciones impresas tradicionales.  (RAPID, IP/16/4010, 1.12.2016)

En su informe preliminar sobre la investigación en el sector del comercio electrónico, la Comisión Europea confirma el rápido crecimiento del sector en la UE e identifica las prácticas empresariales que podrían restringir la competencia y limitar las posibilidades de elección de los consumidores.

La Comisión inició la investigación en el sector del comercio electrónico en mayo de 2015 en el contexto de su estrategia para el mercado único digital. Uno de los principales elementos de la estrategia del mercado único digital es garantizar un mejor acceso de los consumidores y las empresas a los bienes y servicios. La investigación sectorial complementa las propuestas legislativas de la Comisión en este sentido. El objeto de esta investigación sectorial es permitir a la Comisión detectar posibles problemas de competencia en los mercados de comercio electrónico europeos. Durante la investigación, la Comisión ha recabado datos de casi 1 800 empresas que operan en el comercio electrónico de bienes de consumo y contenidos digitales y ha analizado alrededor de 8 000 contratos de distribución. El informe preliminar que hoy se publica expone las conclusiones iniciales de la Comisión sobre estas cuestiones. (RAPID, IP/16/3017, 15.9.2016)

La Comisión Europea ha presentado hoy un paquete de medidas para que los consumidores y las empresas puedan comprar y vender productos y servicios en línea con más facilidad y confianza en toda la UE. En aplicación de sus estrategias sobre el mercado único digital y el mercado único, la Comisión Europea ha presentado un triple plan para impulsar el comercio electrónico combatiendo el bloqueo geográfico, haciendo más asequibles y eficientes los envíos de paquetes transfronterizos y fomentando la confianza de los clientes, gracias a la mejora de la protección y del cumplimiento de las normas.
El paquete sobre el comercio electrónico presentado hoy se compone de: una propuesta legislativa para abordar el bloqueo geográfico injustificado y otras formas de discriminación por razón de la nacionalidad o del lugar de residencia o de establecimiento; una propuesta legislativa sobre servicios de paquetería transfronterizos para aumentar la transparencia de los precios y mejorar la supervisión reglamentaria; una propuesta legislativa para reforzar la defensa de los derechos de los consumidores, y orientaciones para aclarar, entre otras cosas, qué debe considerarse una práctica comercial desleal en el mundo digital. (RAPID, IP/1873, 25.5.2016)

Las conclusiones iniciales de la investigación en el sector del comercio electrónico efectuada por la Comisión indican que el bloqueo geográfico está extendido por toda la UE. Esto se debe en parte a las decisiones unilaterales de las empresas de no vender en el extranjero, pero también a los obstáculos contractuales puestos por las empresas que impiden a los consumidores comprar en línea en otros países de la UE. (RAPID, IP/16/922, 18.3.2016)

Página 1 de 4

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación