Recomendaciones. CDE Universitat de València

La Comisión propone destinar 100 000 millones EUR a la investigación y la innovación para el próximo presupuesto de la UE a largo plazo (2021-2027). El nuevo programa, Horizonte Europa, que parte de los logros y éxitos del anterior programa de I+i (Horizonte 2020), mantendrá a la UE a la vanguardia de la investigación y la innovación a escala mundial. Horizonte Europa es el programa de investigación e innovación más ambicioso hasta el momento. El vicepresidente de la Comisión, Jyrki Katainen, responsable de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, ha declarado: «Invertir en investigación e innovación es invertir en el futuro de Europa. La financiación de la UE ha permitido que equipos de distintos países y disciplinas trabajen juntos y hagan descubrimientos impensables que han convertido a Europa en un líder mundial en materia de investigación e innovación. Con Horizonte Europa queremos aprovechar el éxito obtenido y seguir marcando una verdadera diferencia en las vidas de los ciudadanos y en la sociedad en conjunto». (RAPID, IP/18/4041, 7.6.2018)

La Comisión presenta hoy su contribución al debate oficioso que los Jefes de Estado y de Gobierno mantendrán en Sofía el 16 de mayo de 2018 sobre investigación y desarrollo, así como los pasos necesarios para garantizar la competitividad global de Europa.

Invertir en investigación e innovación es invertir en el futuro de Europa. Nos ayuda a competir a nivel mundial preservando nuestro modelo social único. Mejora el día a día de millones de personas tanto en Europa como en todo el mundo, al contribuir a solucionar algunos de nuestros principales retos sociales y generacionales. La Agenda renovada para la Investigación y la Innovación presenta una serie de acciones concretas encaminadas a profundizar en la capacidad de innovación de Europa y proporcionar una prosperidad duradera. (RAPID, IP/18/3736, 15.5.2018)

Tribunal de cuentas. Informe Especial 1/2018. Asistencia conjunta a los proyectos en las regiones europeas (Jaspers): es hora de orientarla mejor (DOUE C 12/08, 13.1.2018)

En 2006, la Comisión Europea emprendió, junto con el Banco Europeo de Inversiones, una nueva iniciativa denominada «Asistencia conjunta a los proyectos en las regiones europeas» (Jaspers), cuyo objetivo era ofrecer asesoramiento gratuito e independiente para ayudar a los Estados miembros que se unieron a la UE en 2014 a preparar «grandes proyectos» de alta calidad. El Tribunal constató deficiencias en la definición de los objetivos principales y las funciones y responsabilidades de Jaspers, lo que ponía en riesgo la rendición de cuentas. Se observaron insuficiencias significativas en la configuración de la nueva función de revisión de calidad independiente, que suponía un elevado riesgo de falta de imparcialidad. Aunque Jaspers contribuyó a una aprobación más rápida de los proyectos y a una mayor calidad de la documentación de estos, en general no pudo influir en la absorción de fondos de la UE. Su impacto en la capacidad administrativa de los Estados miembros no se tradujo en un mayor grado de independencia con respecto a su asistencia. Las insuficiencias observadas, combinadas con deficiencias significativas en la planificación, el seguimiento y la evaluación de las actividades de Jaspers, ponen en riesgo el éxito del funcionamiento de la iniciativa, especialmente en términos de eficiencia y eficacia.

La Comisión Europea ha presentado en el día de hoy sus planes para invertir, conjuntamente con los Estados miembros, en el desarrollo de una infraestructura de superordenadores europeos de categoría mundial.

Los superordenadores son necesarios para tratar cantidades cada vez más ingentes de datos y aportan beneficios a la sociedad en numerosos ámbitos, desde la atención sanitaria y la energía renovable a la seguridad de los vehículos y la ciberseguridad. Esta iniciativa es crucial para la competitividad y la independencia de la UE en el ámbito de la economía de los datos. Cada vez son más los científicos y empresas europeos que tratan sus datos fuera de la UE, ya que sus necesidades no se ven cubiertas por el tiempo de computación disponible en la UE. Esta falta de independencia constituye una amenaza para la privacidad, la protección de datos, el secreto comercial y la propiedad de los datos, en particular en el caso de las aplicaciones sensibles.

La nueva estructura jurídica y de financiación propuesta —la Empresa Común EuroHPC— se encargará de adquirir, desarrollar y desplegar en toda Europa una infraestructura informática de alto rendimiento (HPC) de categoría mundial. También apoyará un programa de investigación e innovación para desarrollar las tecnologías y máquinas (hardware), así como las aplicaciones (software) que se emplearán en esos superordenadores. La contribución de la UE a EuroHPC ascenderá aproximadamente a 486 millones EUR en el actual marco financiero plurianual, a los que se añadirá una suma similar aportada por los Estados miembros y países asociados. En conjunto, de aquí a 2020 está previsto invertir fondos públicos por un valor aproximado de 1 000 millones EUR; los miembros privados de la iniciativa también aportarán contribuciones en especie. (RAPID, IP/18/064, 11.1.2018)

Página 1 de 9

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación