Legislación comunitaria. CDE Universitat de València

Reglamento 2018/302 de 28 de febrero de 2018, sobre medidas destinadas a impedir el bloqueo geográfico injustificado y otras formas de discriminación por razón de la nacionalidad, del lugar de residencia o del lugar de establecimiento de los clientes en el mercado interior y por el que se modifican los Reglamentos 2006/2004 y (UE) 2017/2394 y la Directiva 2009/22/CE (DOUE L 60I/01, 2.3.2018)

La Comisión ha adoptado hoy normas que aumentarán la seguridad de los pagos electrónicos realizados en los establecimientos comerciales y en línea, y permitirán a los consumidores acceder a las soluciones más prácticas, económicas e innovadoras ofrecidas por los proveedores de servicios de pago. Estas normas aplican la Segunda Directiva sobre servicios de pago (DSP2), recientemente revisada, que está encaminada a modernizar los servicios de pago europeos para que sigan el ritmo de este mercado en rápida evolución y a fomentar la expansión del mercado europeo del comercio electrónico. Las normas permitirán a los consumidores utilizar los servicios innovadores ofrecidos por proveedores terceros, conocidos como «empresas de tecnología financiera» (FinTech), manteniendo al mismo tiempo unas condiciones rigurosas de protección de datos y seguridad para los consumidores y empresas de la UE. Estos servicios incluyen soluciones de pago e instrumentos de gestión de las finanzas personales mediante la agregación de información procedente de diversas cuentas.  (RAPID, IP/17/4965, 27.11.2017)

El Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión han cumplido los compromisos contraídos en septiembre en la Cumbre Digital de Tallin al poner fin al bloqueo geográfico injustificado, uno de los temas prioritarios de la UE para 2017. El Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión alcanzaron un acuerdo político para poner fin al bloqueo geográfico injustificado para los consumidores que deseen comprar productos o servicios en línea dentro de la UE. Las nuevas normas impulsarán el comercio electrónico en beneficio de los consumidores y las empresas que aprovechan el creciente mercado europeo en línea. (RAPID IP/17/4781, 20.11.2017)

Habiendo alcanzado la mitad de su mandato, la Comisión Europea ha publicado hoy la revisión intermedia de su Estrategia para el Mercado Único Digital. En ella se hace balance de los progresos realizados, se insta a los colegisladores a actuar con celeridad en todas las propuestas ya presentadas y se esbozan nuevas actuaciones sobre las plataformas en línea, la economía de los datos y la ciberseguridad.  Desde mayo de 2015, la Comisión Europea ha presentado 35 propuestas legislativas e iniciativas políticas según lo anunciado en su Estrategia para el Mercado Único Digital. La atención se centra ahora en obtener un acuerdo político con el Parlamento Europeo y el Consejo sobre todas las propuestas, y en especial sobre la actualización de las normas sobre telecomunicaciones de la UE que reforzará las inversiones en redes de alta velocidad de calidad, elemento crítico para el despliegue completo de la economía y la sociedad digitales. En la Comunicación sobre la revisión intermedia hoy presentada, la Comisión señala tres ámbitos principales en los que resulta necesaria la intervención de la UE: 1) desarrollar la economía europea de los datos a su pleno potencial, 2) proteger los activos de Europa haciendo frente a los desafíos en materia de ciberseguridad y 3) fomentar las plataformas en línea como agentes responsables de un ecosistema de internet equitativo. (RAPID, IP/17/1232, 10.5.2017)

El informe final de la investigación en el sector del comercio electrónico de la Comisión Europea identifica prácticas empresariales que podrían restringir la competencia. Permite a la Comisión adaptar la aplicación de las normas sobre competencia de la UE a los mercados del comercio electrónico y ya ha llevado a las empresas a revisar sus prácticas.

Uno de los principales objetivos de la estrategia del mercado único digital de la Comisión es garantizar un mejor acceso de los consumidores y las empresas a los bienes y servicios. La investigación sectorial del comercio electrónico complementa las propuestas legislativas de la Comisión en este sentido. El objeto de esta investigación sectorial fue permitir a la Comisión detectar posibles problemas de competencia en los mercados del comercio electrónico europeos. El informe que hoy se publica expone las conclusiones definitivas de la Comisión, tiene en cuenta las observaciones recibidas sobre el informe preliminar de septiembre de 2016, y confirma en gran medida las conclusiones de dicho informe preliminar. La información obtenida gracias a esta investigación sectorial permitirá a la Comisión adaptar la aplicación de las normas sobre competencia de la UE a los mercados del comercio electrónico europeos, lo que incluirá la apertura de nuevas investigaciones de defensa de la competencia. En febrero de 2017, la Comisión ya inició tres investigaciones separadas sobre las prácticas de fijación de precios en los sectores de los alojamientos de vacaciones, la distribución de videojuegos para ordenador y la electrónica de consumo que pueden limitar la competencia. (RAPID, IP/17/1261, 10.5.2017)

La Comisión propone estrictas normas de privacidad para todas las comunicaciones electrónicas y actualiza las normas sobre protección de datos para las instituciones de la UE

La Comisión propone nueva legislación para lograr una mayor privacidad en las comunicaciones electrónicas, abriendo al mismo tiempo nuevas oportunidades comerciales. Las medidas presentadas hoy tienen por objeto actualizar las normas vigentes y ampliar su ámbito de aplicación a todos los proveedores de servicios de comunicaciones electrónicas. También están encaminadas a crear nuevas posibilidades para tratar datos de comunicación y reforzar la confianza y seguridad en el mercado único digital, un objetivo clave de la Estrategia del Mercado Único Digital. Al mismo tiempo, la propuesta adapta las normas aplicables a las comunicaciones electrónicas a las nuevas normas mundiales del Reglamento general de protección de datos de la UE. Asimismo, la Comisión propone nuevas normas para garantizar que, cuando los datos personales sean tratados por instituciones y organismos de la UE, la privacidad se proteja del mismo modo que en los Estados miembros en virtud del Reglamento general de protección de datos, por un lado, y establece un enfoque estratégico para las cuestiones relativas a las transferencias internacionales de datos personales, por otro. (RAPID, IP/17/16, 10.1.2017)

Página 1 de 3

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación