Legislación comunitaria. CDE Universitat de València

En su Comunicación de septiembre de 2017 sobre la lucha contra el contenido ilícito en línea, la Comisión Europea prometió hacer un seguimiento de los progresos realizados y evaluar si se requieren medidas adicionales, incluidas eventuales medidas legislativas que complementen el actual marco regulador, para garantizar que los contenidos ilícitos en línea se detectan y retiran de manera rápida y proactiva. En consecuencia, la Comisión, antes de determinar si será necesaria una actuación legislativa, presenta hoy un conjunto de medidas operativas, acompañadas de las salvaguardias correspondientes, que han de adoptar las empresas y los Estados miembros para intensificar esta labor. Las medidas recomendadas atañen a todas las formas de contenidos ilícitos, desde los contenidos terroristas hasta la incitación al odio y la violencia, el material relacionado con el abuso sexual de menores, los productos falsificados o la violación de derechos de autor.

Los contenidos terroristas son más nocivos durante las primeras horas de su aparición, ya que se difunden rápidamente, y entrañan graves riesgos para los ciudadanos y el conjunto de la sociedad. Debido a esta urgencia, y en vista de las peticiones de los líderes de la UE y de organizaciones internacionales como las Naciones Unidas y el G-7, la Recomendación hace especial hincapié en el material terrorista: debe eliminarse en el plazo de una hora desde su notificación a las plataformas por parte de las fuerzas de seguridad o Europol.

Todo ello se basa en la labor que se está llevando a cabo con el sector a través de diversas iniciativas voluntarias cuyo objetivo es garantizar que internet está libre de contenidos ilícitos y contribuye al refuerzo de las medidas adoptadas en el marco de diferentes iniciativas.  (RAPID, MEMO/18/1170, 1.3.2018)

La tercera evaluación del Código de conducta relativo a la lucha contra la incitación ilegal al odio en línea llevada a cabo por ONG y organismos públicos y hecha pública hoy indica que las empresas del sector de las TI eliminaron una media del 70 % de los casos de incitación ilegal al odio que les había sido notificada. Desde mayo de 2016, Facebook, Twitter, YouTube y Microsoft se han comprometido a combatir la propagación de contenidos de ese tipo en Europa por medio del Código de conducta. La tercera de estas rondas de control indica que las empresas cumplen ahora cada vez más sus compromisos de eliminar la mayor parte del discurso ilegal de incitación al odio en el plazo de 24 horas. Sin embargo, siguen persistiendo varios retos, especialmente la falta de información sistemática a los usuarios. Instagram y Google+ han anunciado hoy que van a adherirse al Código de conducta, de manera que aumentará el número de usuarios que abarca el Código. (RAPID, IP/18/102, 17.1.2018)

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación