Jurisprudencia de la UE. CDE Universitat de València

Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.  Asunto C-205/17 (Comisión/España) de 25 de julio de 2018
Incumplimiento de Estado — Recogida y tratamiento de las aguas residuales urbanas — Directiva 91/271/CEE — Artículos 3 y 4 — Sentencia del Tribunal de Justicia por la que se declara un incumplimiento — Inejecución — Artículo 260 TFUE, apartado 2 — Sanciones pecuniarias — Multa coercitiva y suma a tanto alzado
En el asunto C‑205/17, que tiene por objeto un recurso por incumplimiento interpuesto, con arreglo al artículo 260 TFUE, apartado 2, el 20 de abril de 2017, Comisión Europea, representada por el Sr. E. Manhaeve y la Sra. E. Sanfrutos Cano, en calidad de agentes, parte demandante, contra Reino de España, representado por la Sra. A. Gavela Llopis, en calidad de agente, parte demandada  (Curia.europa.eu, 25.7.2018)

La cantidad de residuos de plásticos en los océanos y mares no cesa de aumentar y, por esa razón, la Comisión Europea propone nuevas normas a nivel de la UE para los diez productos de plástico de un solo uso que se encuentran con más frecuencia en las playas y mares de Europa, así como para los artes de pesca perdidos y abandonados. Juntos, esos productos representan el 70 % de todos los residuos marinos. Las nuevas normas son proporcionadas y se han adaptado para obtener los mejores resultados. Esto quiere decir que se van a aplicar medidas diferentes a productos diferentes. Se prohibirá la comercialización de productos de plástico de un solo uso para los cuales haya alternativas asequibles. En el caso de los productos para los que no haya alternativas fácilmente disponibles, el objetivo será limitar su uso imponiendo un objetivo de reducción del consumo a nivel nacional; aplicar requisitos de diseño y etiquetado e imponer obligaciones de gestión y limpieza de residuos a los productores. La nueva normativa situará a Europa en la delantera en una cuestión con implicaciones mundiales. (RAPID/18/3927, 28.5.2018)

Los Estados miembros de la UE han aprobado hoy una serie de ambiciosas medidas destinadas a adecuar la legislación de residuos de la UE a los retos del futuro, como parte de la política general de la UE relativa a la economía circular. Las nuevas normas, basadas en las propuestas de la Comisión que forman parte del paquete de la economía circular presentado en diciembre de 2015, contribuirán a evitar los residuos y, cuando ello no sea posible, intensificarán de forma notable el reciclado de los residuos municipales y de envases. También suprimirá gradualmente el vertido de residuos y fomentará el uso de instrumentos económicos, como los regímenes de responsabilidad ampliada del productor. La nueva legislación refuerza la «jerarquía de residuos», es decir, exige a los Estados miembros que adopten medidas específicas para dar prioridad a la prevención, reutilización y reciclado por delante del depósito en vertedero y la incineración, logrando de este modo que la economía circular sea una realidad. (RAPID, IP/18/3846, 22.5.2018)

La primera estrategia europea sobre los plásticos, aprobada hoy, es parte de la transición hacia una economía más circular. Protegerá el medio ambiente de la contaminación de los plásticos al tiempo que incentiva el crecimiento y la innovación, convirtiendo así un obstáculo en un programa positivo para el futuro de Europa. Las empresas tienen un gran interés en que se transforme el modo en que se diseñan, producen, usan y reciclan los productos en la UE, y, liderando esta transición, crearemos nuevas oportunidades de inversión y empleo. En virtud de los nuevos planes, todos los envases de plástico del mercado de la UE serán reciclables para 2030, el consumo de plásticos de un solo uso se reducirá y se restringirá el uso intencional de microplásticos. (RAPID, IP/18/005, 16.1.2018)

En el curso de la conferencia «Nuestro Océano», albergada por la UE en Malta (del 5 al 6 de octubre), la Unión Europea se ha comprometido en treinta y seis acciones concretas para lograr unos mares más sanos, limpios y seguros. Los compromisos anunciados, que implican contribuciones por más de 550 millones EUR y actividades en todo el mundo, destacan la determinación de la UE de mejorar la situación de los mares y enviar una señal positiva de ánimo al resto del mundo —tanto a los gobiernos como al sector privado— para avanzar y hacer frente a los retos, cada vez mayores, de los océanos, desde la contaminación por plásticos y la protección de la vida marina hasta el impacto del cambio climático y las actividades delictivas en el mar. (RAPID, MEMO/17/3588, 5.10.2017)

Página 1 de 10

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación