Jurisprudencia de la UE. CDE Universitat de València

Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Asunto C-372/16 (Soha Sahyouni / Raja Mamisch) de 20 de diciembre de 2017
Renvoi préjudiciel – Espace de liberté, de sécurité et de justice – Règlement (UE) n° 1259/2010 – Coopération renforcée dans le domaine de la loi applicable au divorce et à la séparation de corps – Reconnaissance d’un divorce privé obtenu devant une juridiction religieuse dans un État tiers – Champ d’application dudit règlement
Dans l’affaire C‑372/16, ayant pour objet une demande de décision préjudicielle au titre de l’article 267 TFUE, introduite par l’Oberlandesgericht München (tribunal régional supérieur de Munich, Allemagne), par décision du 29 juin 2016, parvenue à la Cour le 6 juillet 2016, dans la procédure Soha Sahyouni contre Raja Mamisch (Curia.europa.eu, 20.12.2017)

El dolor ocasionado por un divorcio o separación se ve con mucha frecuencia agravado por la presión financiera y emocional que se produce cuando uno de los progenitores reside en el extranjero y se niega a prestar ayuda económica. Con una población estimada en 16 millones de parejas internacionales y 30 millones de ciudadanos de la UE residentes en países terceros, los problemas del cobro de pensiones alimenticias procedentes del extranjero en beneficio de los hijos, seguirán aumentando. Por ejemplo, una pareja residente en Francia se divorcia y el padre se traslada a los Estados Unidos. ¿Seguirá el hijo recibiendo la pensión alimenticia que le asignó un tribunal francés? De acuerdo con un nuevo Convenio firmado hoy por la UE, las autoridades estadounidenses cooperarán con las de la Unión Europea para garantizar que el padre cumple sus obligaciones y que el niño sigue recibiendo la ayuda. El Convenio de la Haya sobre las Obligaciones Alimenticias respecto a Menores establece un sistema mundial para el cobro de la ayuda destinada al hijo y otros pagos para el sustento de la familia. Este Convenio establece un marco jurídico común entre los países de la UE y los países no pertenecientes a la UE, con el fin de que las autoridades cooperen en la ejecución de las pensiones alimenticias y los deudores dejen de eludir sus obligaciones saliendo de la UE. También prevé asistencia jurídica gratuita para los casos de ayuda a hijos de parejas internacionales. El Convenio complementa las propias normas de la UE sobre reconocimiento y aplicación de las resoluciones sobre ayudas alimenticias, que entrarán en vigor el 18 de junio de 2011. (RAPID, IP/11/441, 6.4.2011)

Tras un divorcio de un cónyuge de otra nacionalidad, ¿qué sucede con la vivienda común? ¿Qué pasa con una cuenta bancaria común en caso de fallecimiento del cónyuge? Y ¿qué sucede en tales casos si ambos cónyuges tienen la misma nacionalidad, pero sus propiedades o cuentas bancarias se hallan en el extranjero? Existen en Europa unos dieciséis millones de parejas internacionales, al menos 650 000 de las cuales deben hacer frente cada año a ese tipo de incertidumbres cuando su matrimonio o su unión tocan a su fin. Los ciudadanos pierden tiempo y dinero tratando de determinar la ley aplicable a su caso y los tribunales competentes para conocer de él. Las divergencias jurídicas entre los veintisiete Estados miembros de la UE crean un incentivo para buscar un foro de conveniencia o ser el primero en la carrera hacia los tribunales. Esa es la expresión utilizada cuando uno de los cónyuges, por lo general el que goza de mejor situación económica, se apresura en acudir al tribunal cuyo fallo considera va a resultarle más favorable. La Comisión Europea propone, por lo tanto, un conjunto de normas al nivel de la UE que arrojen claridad jurídica sobre los derechos de propiedad de los matrimonios internacionales y de las uniones registradas con dimensión internacional. Los dos Reglamentos propuestos contribuirán a determinar la ley aplicable a los derechos de propiedad de una pareja y el tribunal competente para conocer de tales cuestiones. (RAPID, IP/11/320, 16.3.2011)

Jueves, 03 Junio 2010 11:01

El divorcio internacional

en Galeria

 

La Comisión de Asuntos Jurídicos acaba de votar normas más claras para los matrimonios de distinta nacionalidad que se separan. Sin embargo, algunos países no quieren una política común europea en materia de divorcio, al considerarla demasiado progresista o demasiado conservadora. Esto podría convertir al divorcio en el primer caso en que se aplica la cooperación reforzada, más conocida como Europa de dos velocidades. (EuroParlTV, 3.6.2010)

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación