Jurisprudencia de la UE. CDE Universitat de València

Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Asunto C-210/16 (Unabhängiges Landeszentrum für Datenschutz Schleswig-Holstein / Wirtschaftsakademie Schleswig-Holstein GmbH) de 5 de junio de 2018
Procedimiento prejudicial — Directiva 95/46/CE — Datos personales — Protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de estos datos — Orden por la que se solicita la desactivación de una página de Facebook (fan page) que permite recoger y tratar determinados datos vinculados a los visitantes de esa página — Artículo 2, letra d) — Responsable del tratamiento de datos personales — Artículo 4 — Derecho nacional aplicable — Artículo 28 —Autoridades nacionales de control — Poderes de intervención de esas autoridades
En el asunto C‑210/16, que tiene por objeto una petición de decisión prejudicial planteada, con arreglo al artículo 267 TFUE, por el Bundesverwaltungsgericht (Tribunal Supremo de lo Contencioso-Administrativo, Alemania), mediante resolución de 25 de febrero de 2016, recibida en el Tribunal de Justicia el 14 de abril de 2016, en el procedimiento entre Unabhängiges Landeszentrum für Datenschutz Schleswig-Holstein y Wirtschaftsakademie Schleswig-Holstein GmbH, con intervención de: Facebook Ireland Ltd, Vertreter des Bundesinteresses beim Bundesverwaltungsgericht (Curia.europa.eu, 5.6.2018)

Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Asunto C-398/15 (Camera di Commercio, Industria, Artigianato e Agricoltura di Lecce / Salvatore Manni) de 9 de marzo de 2017
Procedimiento prejudicial — Datos personales — Protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de estos datos — Directiva 95/46/CE — Artículo 6, apartado 1, letra e) — Datos sujetos a publicidad en el registro de sociedades — Directiva 68/151/CEE — Artículo 3 — Liquidación de la sociedad afectada — Limitación del acceso de terceros a estos datos
En el asunto C‑398/15, que tiene por objeto una petición de decisión prejudicial planteada, con arreglo al artículo 267 TFUE, por la Corte suprema di cassazione (Tribunal Supremo de Casación, Italia), mediante resolución de 21 de mayo de 2015, recibida en el Tribunal de Justicia el 23 de julio de 2015, en el procedimiento entre Camera di Commercio, Industria, Artigianato e Agricoltura di Lecce y Salvatore Manni (Curia.europa.eu, 9.3.2017)

Este nuevo marco protege los derechos fundamentales de cualquier persona en la UE cuyos datos personales se transfieran a los Estados Unidos y aporta claridad jurídica para las empresas que dependen de transferencias transatlánticas de datos.

Desde la presentación del proyecto de Escudo de la privacidad en febrero, la Comisión ha tenido en cuenta los dictámenes de las autoridades europeas de protección de datos (Grupo de Trabajo del Artículo 29) y del Supervisor Europeo de Protección de Datos, y la Resolución del Parlamento Europeo de incluir una serie de aclaraciones y mejoras adicionales. La Comisión Europea y los Estados Unidos acordaron en particular introducir aclaraciones adicionales sobre la recopilación de datos en bloque, reforzar el mecanismo del Defensor del Pueblo e introducir obligaciones más explícitas para las empresas por lo que respecta a los límites de conservación y de transferencias ulteriores.

Próximas etapas: la «decisión de adecuación» será notificada hoy a los Estados miembros y, con ello, entrará en vigor inmediatamente. Por parte de los Estados Unidos, el marco del Escudo de la privacidad se publicará en el Federal Register (Registro Federal), el equivalente a nuestro Diario Oficial. El Departamento de Comercio de los Estados Unidos comenzará a operar el Escudo de la privacidad. Una vez las empresas hayan tenido ocasión de revisar el marco y de actualizar su cumplimiento, podrán certificarse ante el Departamento de Comercio a partir del 1 de agosto. Al mismo tiempo, la Comisión publicará una breve guía para los ciudadanos en la que explica las vías de recurso disponibles en caso de que un particular considere que sus datos personales se han utilizado sin tener en cuenta las normas de protección de datos. (RAPID, IP/16/2461, 12.7.2016)

Directiva 2016/680 de 27 de abril de 2016, relativa a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales por parte de las autoridades competentes para fines de prevención, investigación, detección o enjuiciamiento de infracciones penales o de ejecución de sanciones penales, y a la libre circulación de dichos datos y por la que se deroga la Decisión Marco 2008/977/JAI del Consejo (DOUE L 119/89, 4.5.2016)

El Derecho al Olvido es la nueva regla que la UE ha legislado. Falta por responder muchas preguntas y, sobre todo, falta concretar por qué y para qué se ha hecho.
Un político que está en plena campaña por la re-elección, un médico que quiere borrar las opiniones negativas de sus pacientes y un pedófilo que quiere borrar la información de sus delitos. Esas tres personas han sido las primeras en acogerse al "Derecho de Olvido Digital" que ayer la Corte de la Unión Europea impuso a Google.
Esta ha sido la culminación, o el inicio según se mire, de una historia sin pies ni cabeza que está sucediendo ante nuestros ojos y ante la cual tan sólo podemos ser espectadores. Resumiendo: esta nueva regla garantiza a los ciudadanos de la UE que, de solicitarlo, Google debe borrar los resultados de búsqueda que lleven a una página donde se habla de él. Haciendo la comparación es como si le dijeras a tu cerebro que se olvidara del ridículo que hiciste aquella noche de borrachera. Pero sabes que eso queda ahí. Igual que la información. Y más en la era de Internet, donde todo queda, nada se borra. Es inútil legislar en este sentido con la excusa del "derecho a la privacidad" porque son cosas diferentes. Lo que la UE está haciendo es un "derecho al silencio de los demás" y eso, en mi humilde opinión, se llama censura. (Alt1040, 15.5.2014)

La UE obliga a Google a retirar enlaces con información lesiva (El País, 13.5.2014) 
“Si Google era bueno ahora es perfecto”. El abogado y calígrafo judicial Mario Costeja está satisfecho con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que ha dictaminado que buscadores de Internet como Google deben retirar los enlaces a informaciones publicadas en el pasado si se comprueba que son lesivas para alguna persona y carecen de relevancia. Costeja ha peleado durante seis años por el derecho a cancelar en Internet datos intrascendentes. Otros 220 casos como el suyo, que enfrentan a Google con la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), están pendientes en la Audiencia Nacional. Se trata, por ejemplo, de personas que en su día cometieron una infracción o una falta que quedó recogida en archivos judiciales, publicada en el BOE o un medio de comunicación. Ciudadanos sin relevancia pública que no quieren ver su nombre ligado a esa información eternamente cuando lo teclean en un buscador.
El derecho al olvido no es un intento de reescribir la historia ni de alterar la hemeroteca. Cuando la publicación original es legítima (en un periódico, por ejemplo), no comporta el derecho a borrar esa información del soporte original. Solo se elimina de los resultados de los buscadores para que los datos lesivos no permanezcan eternamente en Internet. (El País, 13.5.2014)

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación