Documentos de la UE. CDE Universitat de València

El pasado 20 de agosto, Galileo, el programa de navegación por satélite de la UE, firmó un acuerdo con Arianespace por 500 millones de euros que le permitirá ofrecer servicios operativos en un plazo más breve. El acuerdo de proporcionar tres lanzadores Ariane 5 permitirá a la UE recurrir menos a terceras partes para poner sus satélites Galileo en órbita, lo que supone otro avance hacia el objetivo de la UE de asegurarse un acceso independiente al espacio. Los lanzadores se fabrican en la UE, lo que beneficia también a las empresas europeas. Los lanzadores Ariane 5, que empezarán a utilizarse en 2015, pondrán a la vez cuatro satélites en órbita, el doble de la capacidad de los lanzadores actuales. Por tanto, se reducirá el número de lanzamientos necesarios para la poner en órbita la serie completa de los satélites requeridos para operaciones comerciales. (RAPID, IP/14/938, 21.8.2014)

Tras la firma hoy en Londres de nuevos contratos de satélites y lanzadores, Galileo avanza con paso firme hacia la prestación en 2014 de servicios mejorados de radionavegación por satélite destinados a los ciudadanos. En total, se han firmado tres contratos; el firmado con OHB System AG (Alemania) incluye ocho satélites por un importe aproximado de 250 millones de euros. Se ha firmado un segundo contrato con Arianespace (Francia) por una opción de reserva de hasta tres lanzamientos con Ariane 5 (precio de la reserva, 30 millones de euros). El tercer contrato se ha firmado con Astrium SAS (Francia) por un importe aproximado de 30 millones de euros, con el fin de que el lanzador actual Ariane 5 transporte cuatro satélites del programa Galileo por cada puesta en órbita. En la actualidad, los satélites de Galileo se lanzan por pares a bordo del cohete ruso Soyuz. Gracias al alto grado de competitividad de la propuesta del contratista y al elevado número de satélites que se pondrán en órbita de aquí a 2014, la Comisión ha podido acelerar el proceso. (RAPID, IP/12/95, 2.2.2012)

Jueves, 20 Octubre 2011 10:52

Europa lanza a Galileo contra el GPS

Europa lanza a Galileo contra el GPS por Ricardo Martínez Rituerto
La UE pone en órbita los dos primeros satélites de un sistema para liberarse de la dependencia de EE UU - Bruselas espera un gran impacto económico
El número es bonito o, cuando menos, curioso: 1.234. Como en un juego, a las 12.34 horas de este jueves 20 de octubre, la Unión Europea tiene previsto lanzar desde Kuru, en la Guayana francesa, los dos primeros satélites del sistema Galileo, llamado a formar una constelación de 30 satélites para dotar a la Unión de independencia estratégica y capacidad tecnológica puntera. En el punto de mira, el GPS de Estados Unidos. La ambición europea es colocarse en la vanguardia de la ciencia y la innovación. Además de Estados Unidos, son también rivales Rusia, China e India. Paradójicamente, será un cohete ruso Soyuz el que ponga en órbita al embrión del sistema Galileo.
Para subrayar lo histórico del momento, la pléyade de invitados a la ocasión estará encabezada por el presidente Nicolas Sarkozy y el hombre fuerte de Rusia, oficialmente primer ministro, Vladimir Putin. También estará el vicepresidente de la Comisión Europea Antonio Tajani. "Este es un momento de gran orgullo para todos los europeos", dijo. "El lanzamiento es prueba del poderío europeo en el campo espacial. La industria y las pequeñas y medianas empresas europeas deben aprovechar las importantes oportunidades que ofrece este sistema". (El País, 20.10.2011)

Europa ha dado hoy un paso fundamental en su historia al lanzar a las 12.30 h. (CET) los dos primeros satélites operativos Galileo desde Kurú, en la Guayana Francesa, con un lanzador Soyuz para alcanzar su órbita a 23 000 km. Europa está ahora más cerca de tener su propio sistema inteligente de navegación por satélite, que tendrá muchas ventajas para nuestras economías y nuestra vida cotidiana. La industria europea está en una posición privilegiada para beneficiarse del programa Galileo, ofreciendo a las empresas y a los ciudadanos acceso directo a la señal de navegación por satélite generada en Europa.
A partir de 2014, la nueva constelación permitirá disponer de mejores servicios, desde una navegación para vehículos más precisa, una gestión eficiente del transporte por carretera, servicios de búsqueda y salvamento, y transacciones bancarias más seguras hasta un suministro de electricidad más fiable, servicios estos que dependen mucho de las tecnologías de navegación por satélite para funcionar eficazmente. Se estima que el impacto económico global será de unos 90 000 millones en los próximos veinte años. (RAPID, IP/11/1220, 21.10.2011)

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación