Documentos de la UE. CDE Universitat de València

Tribunal de Cuentas Europeo. Informe Especial 5/2018. Energía renovable para un desarrollo rural sostenible: posibles sinergias significativas, pero en su mayoría no materializadas en la práctica (DOUE C 82/03, 5.3.2018)

Un mayor uso de la energía renovable es fundamental para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE y su dependencia de los combustibles fósiles y de la energía importada, y así contribuir a la seguridad de su abastecimiento energético. Además, las energías renovables pueden desempeñar un papel importante para impulsar el desarrollo sostenible en las zonas rurales. En su auditoría, el Tribunal constató que existen posibles sinergias entre la política de energía renovable y los fondos destinados a facilitar el desarrollo sostenible, pero que estas sinergias siguen sin aprovecharse en gran medida. La política de la UE sobre energías renovables podría ser más explícita al establecer las condiciones para vincular de manera eficaz la energía renovable al desarrollo rural. La financiación específica disponible para el desarrollo rural podría influir en la consecución de los objetivos de energía renovable europeos y nacionales, pero los Estados miembros no siempre otorgaron prioridad a los proyectos de energía renovable que podrían contribuir al desarrollo rural sostenible.

Tribunal de Cuentas. Informe Especial 36/2016: Evaluación de las disposiciones de cierre de los programas de cohesión y desarrollo rural 2007-2013 (DOUE C 33/03, 2.2.2017)

​Una vez finalizado un período de programación, los programas de cohesión y desarrollo rural deben cerrarse y liquidarse financieramente. La Comisión y los Estados miembros tienen tareas y responsabilidades específicas en el proceso de cierre. En esta auditoría se examina si las normas y procedimientos relativos al cierre proporcionan una base a la Comisión y los Estados miembros para cerrar los programas de manera eficiente y oportuna. En general, se observa que las directrices de la Comisión para el cierre del período 2007-2013 de los ámbitos de cohesión y desarrollo rural constituyen una base adecuada para preparar a los Estados miembros para este proceso de manera eficaz, pero se han identificado ciertas insuficiencias y riesgos que deben solventarse durante el ejercicio de cierre. Asimismo, se formula una serie de recomendaciones referentes al marco legislativo posterior a 2020.

Con una dotación de 99 600 millones de euros para el período 2014-2020, los 118 programas de desarrollo rural de la UE para 2014-2020 ya pueden iniciar su andadura.

Con la adopción, en el día de hoy, del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Grecia finaliza el proceso de adopción del conjunto de los 118 programas previstos para el período 2014-2020. Con una dotación de 99 600 millones de euros procedentes del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y otros 60 600 millones de euros cofinanciados por fondos públicos nacionales y regionales o inversiones privadas, los PDR ayudarán a las zonas y comunidades rurales europeas a afrontar los actuales retos económicos, medioambientales y sociales, y a aprovechar las oportunidades que se les ofrecen.

Las regiones predominantemente rurales representan el 52 % del territorio de la UE y cuentan con una población de 112,1 millones de habitantes. Estas regiones son muy distintas unas de otras y las dificultades a que se enfrentan obedecen a muy variadas circunstancias. Por ello, la Comisión ofrece mayor flexibilidad a los Estados miembros para que las ayudas estén más adaptadas a las necesidades específicas de cada región o país y reflejen la mayor importancia que se concede a la subsidiariedad. De este modo, los Estados miembros pueden elaborar programas nacionales o regionales que reflejen esas características específicas, basándose en al menos cuatro de las seis prioridades comunes: conocimiento e innovación, competitividad, mejor organización de la cadena alimentaria, conservación de los ecosistemas, eficiencia de los recursos e inclusión social. Estas prioridades también ponen de manifiesto que la repercusión positiva de los fondos de los PDR no se limita a las comunidades agrícolas y rurales, sino que se extiende a la sociedad en general. (RAPID, IP/15/6283, 11.12.2015)

Página 1 de 6

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación