Documentos de la UE. CDE Universitat de València

La Comisión ha publicado hoy un conjunto de directrices sobre la aplicación de la legislación de la UE en materia de consumo y alimentación a la dualidad en la calidad de los productos, tal como anunció el presidente Juncker en el Discurso sobre el Estado de la Unión. Las directrices ayudarán a las autoridades nacionales a determinar si una empresa está incumpliendo el Derecho de la UE al vender productos de calidad dual en diferentes países. (RAPID, IP/17/3402, 26.9.2017)

Los representantes de los Estados miembros han votado hoy a favor de la propuesta de la Comisión Europea para reducir la presencia de acrilamida en los alimentos.

Una vez que se aplique, el nuevo Reglamento exigirá que los explotadores de empresas alimentarias apliquen medidas obligatorias para reducir la presencia de acrilamida, que serán proporcionales al tamaño y la naturaleza de su establecimiento. El comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, ha acogido con satisfacción el resultado de la votación: «Hoy hemos dado un importante paso adelante para proteger la salud y el bienestar de los ciudadanos. El nuevo Reglamento no solo contribuirá a reducir la presencia de esta sustancia cancerígena, sino que también ayudará a sensibilizar sobre cómo evitar la exposición a ella que a veces se origina al cocinar en casa».

El texto acordado hoy se enviará a continuación al Parlamento Europeo y al Consejo. Las dos instituciones tendrán tres meses para examinarlo antes de su adopción definitiva por parte de la Comisión. La entrada en vigor se prevé para la primavera de 2018. La Comisión tiene también la intención de entablar conversaciones sobre medidas adicionales, como la fijación de niveles máximos de acrilamida en determinados alimentos, en cuanto se haya adoptado dicho Reglamento. (RAPID, IP/17/2028, 19.7.2017)

La protección que la UE garantiza a sus ciudadanos frente a la toxicidad del mercurio sirve de punto de partida para una acción global en la materia. En el día de hoy, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, la Unión Europea ha puesto en marcha el tratado que, a nivel mundial, se propone reducir la exposición al mercurio.

La ratificación del Convenio de Minamata sobre el Mercurio confirma la posición de liderazgo que ocupa Europa a la hora de proteger la salud de los ciudadanos y el medio ambiente en todo el mundo.

Por iniciativa de la UE, el Convenio de Minamata sobre el mercurio, que es el nuevo tratado mundial en este ámbito, fue negociado y concluido en 2013. La UE cuenta con una de las políticas más ambiciosas en el campo de la protección contra el mercurio. Pero, como entre un 40 y un 80 % del mercurio que se deposita en Europa procede de las emisiones en otras partes del mundo, es preciso realizar una acción internacional de gran envergadura para proteger la salud de nuestros ciudadanos. (RAPID, IP/17/1345, 18.5.2017)

Página 1 de 15

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación