Bibliografía. CDE Universitat de València

La Comisión Europea prefinancia siete proyectos piloto que ofrecen puestos de aprendizaje de larga duración en el extranjero. El objetivo de estos proyectos es someter a prueba períodos de prácticas experimentales de un mínimo de seis meses con el fin de fomentar unos puestos de aprendizaje en el extranjero de mayor duración.

En la actualidad, aproximadamente 650 000 estudiantes y graduados de la educación y la formación profesionales (EFP) ya pueden recibir financiación de Erasmus+ en apoyo de sus experiencias de movilidad de dos semanas a doce meses en el extranjero. Sin embargo, a pesar de las ventajas que presentan los períodos de prácticas de larga duración, menos del 1 % de ellos permanece en el extranjero durante más de seis meses. Por lo tanto, los proyectos piloto puestos en marcha este año ofrecen un puesto a 238 aprendices en otro país de la UE durante un período de seis a doce meses, con el objetivo de determinar las buenas prácticas y los cuellos de botella en lo que se refiere a los puestos de aprendizaje de larga duración en el extranjero. Estos 238 puestos se añaden a los 100 aprendices que participan en la actualidad en proyectos similares financiados por la Comisión en 2016. Como parte del esfuerzo global de la Comisión para mejorar la movilidad de larga duración de los estudiantes de la educación y la formación profesionales (EFP), en diciembre de 2016 la Comisión también propuso la iniciativa ErasmusPro, que estará operativa en 2018 y que permitirá a otros 50 000 jóvenes pasar entre tres y doce meses en otro Estado miembro.  (RAPID, IP/17/2763, 4.9.2017)

La UE celebra hoy el trigésimo aniversario de «Erasmus», su programa de intercambios en el extranjero, del que ya se han beneficiado nueve millones de personas.

La aplicación móvil de Erasmus+ supone una importante mejora para un programa que, entre 2014 y 2020, ayudará a más de cuatro millones de personas a estudiar, formarse o llevar a cabo acciones de voluntariado en el extranjero. Guiará a estudiantes, alumnos de formación profesional y jóvenes a través de la experiencia Erasmus+. Esto contribuirá a que el programa sea más inclusivo y accesible para todos. La Comisión se ha comprometido firmemente a construir, junto con la generación Erasmus+, el futuro de Erasmus+ más allá de 2020, a fin de reforzar el programa y garantizar que llegue a un número aún mayor de jóvenes.

Con la aplicación móvil de Erasmus+ los participantes podrán: seguir fácilmente su evolución en las diferentes fases administrativas, antes, durante y después de su estancia en el extranjero; mediante la aplicación, los estudiantes también podrán aceptar y firmar en línea sus acuerdos de estudios tanto con la universidad de origen como con la de acogida; aconsejar a otros para ayudarles a integrarse en la comunidad local y votar por sus consejos favoritos y mejorar sus competencias lingüísticas a través del enlace directo a la plataforma de apoyo lingüístico en línea Erasmus+ Online Linguistic Support , que ofrece cursos tutorizados en línea y tutorías interactivas en directo. (RAPID, IP/17/1574, 13.6.2017) 

LogoEn el programa Erasmus+ se ve reflejada y apoyada la diversidad de la sociedad europea. Además de permitir a los que participan en él descubrir una nueva cultura de primera mano, tiende puentes entre personas y lugares. Personas de todos los orígenes y procedencias se benefician del programa Erasmus+: desde el estudiante cuya familia siempre ha vivido en la misma región durante generaciones pero que está excluida socialmente, al recién llegado que ha huido de conflictos en su país de nacimiento. También se ofrece financiación complementaria a las personas con más dificultades — mentales, físicas o financieras — que los demás. En 2014 y 2015, más de 35.000 estudiantes procedentes de entornos desfavorecidos económicamente participaron en los intercambios en la educación superior, mientras que otras 120.000 personas participaron en proyectos de movilidad juvenil.

La evolución del programa durante los últimos 30 años también ha permitido a más gente participar en sus actividades. Hay oportunidades para voluntarios, aprendices o estudiantes en prácticas, alumnos adultos de todas las edades y muchos más. Las plataformas colaborativas online como eTwinning, EPALE y el portal de educación escolar School Education Gateway permiten a personas de procedencias muy variadas participar en la construcción de una sociedad europea más cohesionada. Por ejemplo, a través del apoyo lingüístico online, Erasmus+ apoya la integración de los refugiados en los sistemas europeos de educación y formación, y el desarrollo de sus competencias.

Si en 30 años hemos llegado hasta aquí, imagina lo que podemos hacer en los próximos 30, cuando cada experiencia Erasmus+ cambie las vidas de tantas personas. [+]

Cover

A punt de fer el trentè aniversari d’aquesta iniciativa de mobilitat, i amb el propòsit de refermar el valor de les estades formatives entre el professorat i els orientadors perquè el traslladen als futurs universitaris, dediquem el tema central al programa Erasmus. Hem reunit cinc textos que donen compte de l’èxit de participació de l’alumnat de la Universitat de València; de la importància de planificar l’estada; dels canvis identitaris que experimenten els estudiants; dels entrebancs a la mobilitat i dels factors que determinen que una part de l’alumnat es beneficie del programa:

Els estudis Erasmus prenen força a la Universitat de València | Marta Navarro
Els factors determinants de la mobilitat estudiantil a Europa | Inés Soler
Identitat europea i Erasmus: el paper instrumental del programa amb finalitats polítiques | Christof van Mol
Erasmus com a capital. Llums i ombres del programa des d’un punt de vista sociològic | Benno Herzog
Planificar lingüísticament l’estada Erasmus, una tasca factible i rendible | Alfons Esteve

http://www.uv.es/refutura/futura33

Lunes, 07 Noviembre 2016 09:13

Erasmus+ (vídeo EuroParlTV)

en Galeria
El programa europeo Erasmus+ se centra en los estudiantes, pero no exclusivamente: también ofrece oportunidades a los alumnos de formación profesional, los profesores, los trabajadores, los voluntarios y muchos más. (EuroParlTV, 7.11.2016)

Hace algunos meses me hicieron una reflexión sobre la repercusión de la integración en la Unión Europea sobre los ciudadanos españoles. Según esta persona, que representaba a España en Bruselas, son tres los ámbitos de la vida cotidiana que habían cambiado con nuestra pertenencia a la UE: la movilidad sin pasaporte por el territorio europeo era el primero, el euro el segundo, y el programa Erasmus el tercero. No por este orden necesariamente. Y es que a cualquier persona a quien se le pregunte sabe lo que es "un Erasmus" o tiene uno en la familia.

El programa Erasmus de la Unión Europea nació hace ahora 27 años y España participa desde la primera edición, en 1987, cuando comenzó con el intercambio de tan sólo 3.000 estudiantes. Que el nombre de este programa rinda homenaje a Erasmo de Rotterdam no es casual y fue, desde luego, un nombre muy bien elegido. Erasmo, natural de los Países Bajos, estudió en París y fue profesor en Cambridge en tiempos de Enrique VIII y amigo deTomás Moro y John Colet. Recibió el título de doctor en Teología en Italia (aunque allí trabajaba en una imprenta) pero, debido a opositores a sus ideas, acabó trasladándose a Basilea, donde murió. (Valencia Plaza, 8.3.2015)

Que la generación Erasmus defienda a Europa, por Timothy Garton Ash

Me enfadé con usted”, dice Mario, un estudiante italiano. Le irritó un artículo que escribí justo después de las elecciones europeas en mayo, en el que afirmaba que elegir a Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea era una mala forma de reaccionar ante el descontento que habían revelado los comicios en todo el continente. Pues bien, ahora que Juncker propone un paquete de inversiones para impulsar por arte de magia la tambaleante economía europea y el ex primer ministro polaco Donald Tusk se dispone a presidir su primera cumbre de jefes de Gobierno de la UE, hay que volver a preguntar quién va a salvar el proyecto europeo. Mi respuesta es que no se salvará sin una participación más activa de Mario y sus contemporáneos, la generación de Erasmus y de easyJet.

También será indispensable que los que mandan apliquen buenas políticas, desde luego. Pero Super Mario —no Ballotelli, el futbolista aficionado a Instagram, sino Draghi, el presidente del Banco Central Europeo— no puede hacerlo solo, ni siquiera con un billón de euros más en su balance. Necesita también a Mario, el joven.

No recuerdo otra época en que haya habido tanto pesimismo intelectual sobre el futuro de la UE por parte de sus más ardientes partidarios (entre los que me incluyo). He aquí tres grandes razones. En primer lugar, la eurozona. Loukas Tsoukalis, un experto muy bien informado y europeísta, subraya que “el diseño se hizo mal, igual que la afiliación”. Se hizo una unión de demasiadas economías, demasiado distintas, en torno a una moneda común pero sin una fiscalidad común. Ese fallo esencial de diseño se ha agravado por las políticas de austeridad propugnadas por Alemania, que no tienen suficientemente en cuenta las diferencias entre las distintas culturas económicas nacionales, y la necesidad de más inversiones y más demanda agregada dentro de la UE. (El País, 15.12.2014)

Cooperación con las instituciones europea de educación superior. Erasmus + Luxemburgo: Oficina de Publicaciones de las Comunidades Europeas, 2014
ISBN
978-92-79-31166-6
Erasmus+ es el programa de la Unión Europea para la educación, la formación, la juventud y el deporte para el período 2014-2020. Ofrece múltiples oportunidades a estudiantes, doctorandos, profesores, miembros del personal e instituciones de educación superior de todo el mundo. [+]

CoverThe Erasmus Impact Study. Effects of mobility on the skills and employability of students and the internationalisation of higher education institutions
Luxemburgo, Oficina de Publicaciones de la UE, 2014

This study analyses the effects of mobility on the employability and competences of students and the internationalisaton of higher education institutions. The Erasmus Impact Study (EIS) aims to answer two major questions. Firstly, it analyses the effects of Erasmus stident mobility in relation to studies and placements on individual skills enhancement, employability and institutional development. Secondly, it examines the effects of Erasmus teaching assignements on individual competences, personality traits and attitudes, as well as the programme's impact on the internationalisation of Higher Education Institutions (HEIs). [+]

Página 1 de 4

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación