Bibliografía. CDE Universitat de València

DOC 2La retirada del Reino Unido de la Unión. Aspectos jurídicos y procedimentales: análisis en profundidad
Parlamento Europeo. Dirección General de Servicios de Estudios Parlamentarios. Agosto 2017
ISBN: 978-92-846-0890-4

Tras el referéndum celebrado en el Reino Unido en junio de 2016, en el que una mayoría votó a favor de que el país abandonara la Unión, se ha iniciado un período de incertidumbre para esta y el Reino Unido. Aunque el proceso de retirada de la Unión se recoge en el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, en la práctica quedan una serie de cuestiones poco claras, tanto más cuanto que no hay precedentes de la salida de un Estado miembro de la Unión. El presente análisis en profundidad toma en consideración las cuestiones jurídicas y procedimentales que rodean la retirada del Reino Unido, centrándose, en particular, en el proceso formal de salida con arreglo al artículo 50 del TUE y a los preparativos para las negociaciones por parte de las instituciones de la Unión. También establece algunos modelos posibles para las futuras relaciones entre la Unión y el Reino Unido, así como los detalles de los marcos existentes de cooperación entre esta y terceros países. [+]

El 23 de junio de 2016 el Reino Unido celebró un referéndum sobre su permanencia en la Unión Europea (el llamado "Brexit"). El 29 de marzo de 2017 el Reino Unido notificó al Consejo Europeo su intención de abandonar la UE, activando así oficialmente el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea A continuación encontrará una lista no exhaustiva de documentos relacionados con la salida del Reino Unido de la UE, documentos relacionados con el Reino Unido y su posición en la UE, y una lista de enlaces de interés sobre este asunto. [+]

CoverUnión Europea, refundación o desintegración. La Vanguardia Dossier #64. Abril-junio 2017

Estamos en un año de importantes efemérides: el centenario de la revolución bolchevique en Rusia, el 150 aniversario de la publicación del primer volumen de El Capital, de Karl Marx, el 50 de la muerte de Che Guevara o el 500 de Las 95 tesis de Lutero que originaron la reforma protestante. El tratado de Maastricht, por el que se creó la moneda única europea, celebraba el pasado 7 de febrero sus bodas de plata y, en este mes de marzo, se cumplen sesenta años de la firma del tratado de Roma por Alemania Federal, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos. Sesenta años después de este acuerdo revolucionario para crear un mercado único, la Unión se halla sumida en una policrisis que, por vez primera, cuestiona su futuro. Los analistas reunidos en esta monografía de Vanguardia Dossier dibujan un panorama sombrío, pero abierto a la esperanza. [+]

Están diseñados para estudiantes de grado o postgrado, profesores y profesionales en los más diversos campos del saber científico, económico, social, cultural y académico. En ellos se profundiza en la especialización y excelencia del área abordada a partir del conocimiento y la experiencia de autoridades en el tema, tanto del ámbito nacional como internacional. Dirección: Inmaculada Valencia. Patrocinio: CEAR. [+]

Se trata de realizar un análisis sobre la crisis de valores e institucional que se está viviendo la Unión Europea, el ascenso de los grupos políticos nacionalistas y antieuropeos, así como la salida del Reino Unido de la Unión Europea. La pregunta que vamos intentar responder es “¿hacia dónde va Europa?” y cuales serían las soluciones que se pueden proponer para lograr un restablecimiento de su naturaleza y criterios fundacionales. Vivimos momentos muy alarmantes puesto que siguiendo la estela del Reino Unido con el Brexit, ahora en Francia hay grupos políticos dentro del Parlamento Europeo que hablan de Franxit y proponen la salida de este país que ha sido uno de los socios fundadores lo que produciría un descalabro definitivo al modelo europeo. Dirección: Juan Manuel de Faramiñán Gilbert. Lugar de celebración: Baeza. [+]

El Colegio de Comisarios ha enviado hoy al Consejo una Recomendación para que se proceda a la apertura de las negociaciones con el Reino Unido en virtud del artículo 50. Incluye un proyecto de directrices de negociación. Este mandato jurídico se otorga después de que el Consejo Europeo adoptara las orientaciones políticas el pasado sábado.

El texto presentado hoy complementa las orientaciones y establece las disposiciones detalladas necesarias para llevar a cabo la primera fase de las negociaciones. La propuesta refleja el planteamiento en dos fases propuesto por los dirigentes de los veintisiete Estados miembros y da prioridad a los aspectos necesarios para garantizar la retirada ordenada del Reino Unido de la Unión.

Las directrices de negociación abarcan cuatro ámbitos principales. La primera prioridad de las negociaciones es la protección del estatuto y los derechos de los ciudadanos, los de la EU-27 en el Reino Unido y los del Reino Unido en la EU-27, así como de sus familias. En la Recomendación de la Comisión se afirma también claramente que para que pueda pasarse a la segunda fase de las negociaciones deberá alcanzarse un acuerdo sobre los principios de la liquidación financiera. Las negociaciones no deben socavar en modo alguno el Acuerdo del Viernes Santo. Deben hallarse soluciones para evitar el establecimiento de una frontera física en la isla de Irlanda. Por último, deben acordarse disposiciones en materia de solución de diferencias y gobernanza del Acuerdo de Retirada. (RAPID, IP/17/1170, 3.5.2017) 

El artículo 50 del Tratado de la Unión Europea establece el procedimiento por el que un Estado miembro se puede retirar de la Unión Europea si así desea hacerlo. El Tratado de Lisboa estableció por primera vez este procedimiento en 2007. ¿Cómo puede un Estado miembro activar el procedimiento del artículo 50? Un Estado miembro debe notificar al Consejo Europeo su intención de retirarse de la Unión. No se imponen requisitos concretos en cuanto a la forma. ¿Qué ocurre una vez activado el procedimiento del artículo 50? El acuerdo de retirada debe negociarse con arreglo al artículo 218, apartado 3, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. (RAPID, MEMO/17/648, 29.3.2017) 

La Comisión Europea ha registrado hoy dos iniciativas ciudadanas europeas relativas a los derechos de los ciudadanos de la Unión en el contexto de la retirada de un Estado miembro de la UE y ha rechazado una tercera propuesta llamada «Impedir la retirada del Reino Unido de la Unión».

El primero pide a la Comisión que separe la ciudadanía de la Unión de la nacionalidad de los Estados miembros a la luz de la retirada del Reino Unido («Ciudadanía de la UE para los europeos: Unidos en la diversidad, a pesar del ius soli y el ius sanguinis») y la segunda le pide que preserve el derecho de los ciudadanos de la Unión a circular y residir libremente en la Unión Europea (en lo sucesivo, «Mantenimiento de la ciudadanía europea»). Al mismo tiempo, la Comisión ha declarado inadmisible una tercera propuesta que pide a la Comisión que impida la retirada del Reino Unido de la UE («Impedir la retirada del Reino Unido de la Unión»). Las decisiones de la Comisión se refieren a la admisibilidad jurídica de las iniciativas propuestas. En esta fase, la Comisión no ha examinado el fondo de las iniciativas.

La Comisión consideró que las iniciativas «Ciudadanía de la UE para los europeos:Unidos en la diversidad, a pesar del ius soli y el ius sanguinis» y «Mantenimiento de la ciudadanía europea» cumplen las condiciones necesarias para el registro con arreglo al Reglamento sobre iniciativas ciudadanas europeas. Ambas iniciativas europeas instan a la Comisión a preservar el estatuto jurídico y los derechos de la ciudadanía de la UE en el contexto de la retirada del Reino Unido de la Unión Europea. La Comisión concede una gran importancia a la cuestión subyacente de proporcionar certidumbre y seguridad a los cuatro millones de ciudadanos de la UE (3,2 millones de ciudadanos de la UE en el Reino Unido y 1,2 millones de ciudadanos del Reino Unido en la UE) que no están seguros de su futuro como consecuencia de la decisión del Reino Unido de abandonar la UE. Si bien la Comisión no puede proponer legislación derivada destinada a otorgar la ciudadanía de la UE a las personas físicas que no posean la nacionalidad de un Estado miembro de la Unión, los derechos de los ciudadanos de la UE en el Reino Unido y los derechos de ciudadanos del Reino Unido en la UE tras la retirada del Reino Unido serán un elemento central de las futuras negociaciones derivadas del artículo 50. La Comisión hará todo lo posible por evitar que los ciudadanos de la UE sean utilizados como moneda de cambio en las negociaciones con el Reino Unido.

En el caso de la iniciativa «Impedir la retirada del Reino Unido de la Unión», la Comisión consideró que no se cumplían las condiciones para el registro. El artículo 50, apartado 1, del Tratado de la Unión Europea (TUE) permite expresamente a cualquier Estado miembros retirarse de la Unión de conformidad con sus propios requisitos constitucionales. Si bien la Comisión lamenta la retirada del Reino Unido de la Unión Europea, respeta el resultado del referéndum. (RAPID IP/17/649, 22.3.2017)

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación