Másters sobre la Unión Europea

La intervención de la Comisión en la crisis financiera griega. Informe Especial nº 17/2017
El Tribunal examinó la gestión de la Comisión Europea en los tres programas de ajuste económico para Grecia, teniendo en cuenta la configuración institucional de los distintos instrumentos de asistencia financiera utilizados. Por lo que se refiere al programa en curso, la fiscalización se centró únicamente en los aspectos de su concepción. La financiación del primer programa (IPG, 2010) ascendió a 110 000 millones de euros, la del segundo (FEEF, 2012) a 172 600 millones de euros y la del tercero (MEDE, 2015) a 86 000 millones de euros. A mediados de 2017, Grecia sigue necesitando asistencia financiera externa y, según lo constatado por el Tribunal, los objetivos de los programas solo se cumplieron en parte. En general, el diseño de los programas sí permitió que avanzasen las reformas en Grecia, aunque el Tribunal detectó insuficiencias. El Tribunal formula una serie de recomendaciones a la Comisión para futuros programas de asistencia. (DOUE C  391/02, 18.11.2017)

pasadopresenteEl fracaso de las élites. Lecciones y escarmientos de la gran crisis
Manuel Sanchis
Pasado & Presente, 2014
De los desastres de la gran crisis que acabamos de padecer, lo fundamental es sacar las lecciones prácticas que impidan que esta se repita. En el presente libro, el profesor Manuel Sanchís nos ofrece las claves imprescindibles para que España, dentro de la Unión Europea, inicie ahora una etapa de crecimiento sostenido y pleno empleo. Y para ello será fundamental que Europa deje de actuar solo como una estructura económica, y asuma de una vez el desafío de la unidad política, con todas las consecuencias que ello implica. Un libro que defiende que las vías efectivas y duraderas para salir de la crisis solo se abrirán si Europa está unida política y económicamente. [+]

Tribunal de Cuentas. Informe Especial 19/2015. Debe concederse más atención a los resultados para mejorar la asistencia técnica a Grecia (DOUE C 62/06, 18.2.2016)

En 2011 la Comisión Europea creó el Grupo especial para Grecia (GEGR) con el fin de apoyar la ejecución del programa de ajuste económico con una gran variedad de actividades de asistencia técnica. En este informe se examina si el GEGR cumplió su mandato y si la asistencia prevista para Grecia contribuyó de forma eficaz al proceso de reforma. Hemos constatado que el GEGR ha demostrado ser un mecanismo efectivo para prestar y coordinar actividades complejas de asistencia técnica. Sin embargo, algunos proyectos presentaban insuficiencias de concepción y solo se consiguieron resultados desiguales en términos de su impacto en la evolución de la reforma.

En su reunión semanal de hoy, el Colegio de Comisarios ha debatido la crisis de los refugiados y examinado las medidas adoptadas en 2015 y las iniciativas que se presentarán en la primavera de 2016. El año pasado se produjo un aumento sin precedentes del número de personas en busca de protección internacional en Europa, situación que puso a prueba el sistema europeo común de asilo y el espacio Schengen. La Comisión Europea tomó rápidamente medidas para responder a la crisis y sigue trabajando con los Estados miembros y los terceros países socios para gestionar el flujo de personas, proteger las fronteras de Europa y tratar las causas profundas de estas presiones migratorias. 2016 será un año importante para avanzar hacia un sistema de asilo basado en la solidaridad y el reparto equitativo de responsabilidades. (RAPID, IP/16/65, 13.1.2016)

Las consecuencias de que el país heleno siga en la eurozona serán malas; las consecuencias de que se vaya, aún peores. He visitado Atenas y luego el norte de Europa, donde veo una peligrosa indiferencia a los riesgos políticos de la salida

Europa debe salvar a Grecia. Las consecuencias de que permanezca en la eurozona serán malas, pero las de que se vaya serían aún peores. No solo económicas, sino humanas, geopolíticas e históricas. Europa no volvería a ser la misma.

Estuve hace unos días en Grecia y me convencí de ello mientras contemplaba el Pnyx, la cuna de la democracia, y hablaba con dirigentes empresariales, periodistas y profesores, muchos de ellos muy críticos con el gobierno de Syriza. Sin embargo, vuelvo al norte de Europa, a Inglaterra, Bélgica y Polonia, y no solo veo indiferencia sino dos peligrosos equívocos.

El primero, la idea generalizada de que, no se sabe cómo, el juego de provocaciones entre Grecia y Alemania desembocará en un enrevesado acuerdo típico de Bruselas. El segundo, la opinión de que, de todas formas, tampoco es para tanto si se va Grecia: representa menos del 2% de la producción de la eurozona, y ahora existen cortafuegos para impedir que el incendio se extienda a otros países meridionales. ¿Por qué deben los pueblos trabajadores del norte de Europa, que han soportado las reformas estructurales y la austeridad, seguir pagando a los que no lo han hecho? Quizá sea mejor para todos que Grecia se vaya. Francesco Giavazzi, profesor de económicas en la Universidad Bocconi de Milán, se atreve a escribir: "Deberíamos preguntarnos si realmente es tan importante que Grecia siga en la UE". (El País, 15.6.2015)

Página 1 de 64

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación