Agenda. CDE Universitat de València

Según un nuevo informe de la Comisión Europea, la mayor parte de las instituciones responsables del patrimonio cinematográfico europeo no se han adaptado todavía a la revolución digital, ni son capaces aún de conservar obras cinematográficas de forma digital. Algunas de nuestras películas actuales no se transmitirán a las generaciones futuras, al igual que las del cine mudo, de las que solo se conservan el 10 %. Al mismo tiempo, también se podrían perder para siempre películas de principios de la era digital, por cuestiones de formateado e interoperabilidad.
Las nuevas tecnologías permiten disfrutar de un millón de horas de películas europeas que permanecen actualmente en los archivos; sin embargo, solo el 1.5 % del patrimonio cinematográfico europeo es accesible al público, ya sea de forma gratuita o mediante pago. (RAPID. IP/12/1427, 20.12.2012)

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación