Cursos y Seminarios de la UE. CDE Universitat de València

Como cada 13 de febrero Dresde se llena de policía, algunas líneas de tranvía dejan de funcionar y la gente anda con cara de circunstancias. Y no, no es por la fiesta amorosa del consumismo, novios preocupados por no tener ni idea de qué regalar, ni policía vigilando las colas en los centros comerciales. El día 13 de febrero de todos los años, Dresde se llena de neonazis venidos de todas las partes de Alemania. Esto no sale en la prensa internacional, como sí lo ha hecho el reciente fenómeno Pegida, quizá por ser más numeroso, quizá por reunirse machaconamente cada lunes, pero ambos igual de preocupantes.

El 13 de febrero de 1945, al final de la II Guerra Mundial, los vencedores (RAF y USAAF para ser precisos) entran en Dresde y bombardean la ciudad hasta dejarla completamente en ruinas. Casi 35 000 personas mueren en una noche. Nadie niega que fue algo desproporcionado, algunos hablan incluso de crimen de guerra. Podríamos pensar que es normal que ese día se recuerde año tras año, que los ciudadanos se concentren para rememorar a sus antepasados, pero ¿por qué se concentran con este motivo solo los neonazis entonces?

Dresde en ruinasNo lo sé, la verdad, pero no está prohibido, aunque a mí esto no me parezca de recibo. Vienen de toda Alemania porque si no serían cuatro gatos, vale. Y ese mismo día, todos los años, miles de personas se unen en una contramanifestación cerca del río. Y encienden velas. Y la policía está presente por si algún radical de izquierdas decide arrancar el empedrado para tirárselo a la cabeza a los radicales de derechas (se han dado casos, todos los extremos al final se tocan). Pero como digo esto no sale en la prensa internacional y Pegida sí, ¿por qué? ¿Hay diferencias? Sí, por supuesto que las hay.

Muchos miles de personas se unieron al movimiento Pegida. Sus siglas significan: europeos patrióticos contra la islamización de Occidente. ¿Son los miles de simpatizantes de Pegida neonazis? No todos. Pero sí su primer líder, quien tiene un pasado oscuro (problemas legales) y quien tuvo que dimitir como líder de Pegida cuando salieron a la luz unas imágenes suyas disfrazado de Hitler. La segunda líder también acabó dimitiendo y tras estas dimisiones las manifestaciones han perdido fuelle. Y eso que algunos lunes llegaron a reunir a 50 000 personas.

Algunas cadenas de televisión alemanas se acercaron al lugar y preguntaron a algunos participantes por sus motivaciones para unirse al movimiento Pegida. Muchas personas no quisieron hablar con la prensa, a la que tildan de mentirosa, otras dieron motivos de lo más variopinto: no queremos que nuestras mujeres lleven velo, no me gusta que mis nietos vayan con tantos extranjeros a la escuela, los refugiados se llevan el dinero que recortan de nuestras pensiones, los inmigrantes vienen aquí a vivir de los subsidios... Todos con marcados tintes racistas. Y los alemanes no se consideran a sí mismos racistas. Por eso nunca han querido darle bombo al tema 13 de febrero en Dresde y su reunión de neonazis. Porque así lo dejan en un caso aislado. Pero con Pegida, se les fue de las manos, y la prensa de media Europa se hizo eco. Prohibir este tipo de manifestaciones no es una opción, iría contra la libertad de expresión, argumentan los políticos y ciudadanos, que se apresuran a unirse a las contramanifestaciones y conciertos por la diversidad cultural en Dresde. Y desde mi punto de vista, el problema no es que se prohíban o no, que se condenen o no. El problema es que la administración alemana no hace ningún esfuerzo para que los inmigrantes nos sintamos bien recibidos. Y eso que según un estudio de la Fundación Bertelsmann, en 2012 los inmigrantes aportaron 22 000 millones de euros al estado de bienestar alemán.

Pegida es solo la expresión de un sentimiento latente. Afortunadamente Pegida ha servido también para que muchos alemanes que negaban la mayor ahora se preocupen más por cómo nos trata su país y de que nos sintamos bienvenidos. Espero que cada día sean más y un día pueda decir que me siento como en casa.

Silvia Ortiz
Consultora lingüística

http://www.silvia-ortiz-translations.com

Martin Schulz
Un nuevo comienzo para una Europa mejor
Política exterior
28. # 159. 2014
La UE ha perdido empleo, oportunidades y optimismo. Es preciso lograr el equilibrio entre países ricos y menos ricos, grandes y pequeños. Los europeos pueden decidir ahora qué Europa quieren. La crisis económica ha dejado a millones de europeos desempleados, familias en la pobreza y ha hecho caer a varios gobiernos. Se han deteriorado las relaciones entre países y entre personas, alimentando la xenofobia y la intolerancia a medida que crece la brecha entre ricos y pobres, entre Estados y dentro de los Estados. Lo que se ha perdido durante la crisis no es solo una cuestión de PIB o de cuotas de producción. Con la crisis, los europeos hemos perdido el optimismo sobre nuestro futuro, el sentimiento de que nuestra economía se basa en la justicia, y de que el trabajo duro es recompensado. Muchos gobiernos europeos han respondido a la crisis con "sacrificios para los ciudadanos; miles de millones para los bancos". Ahora vemos el resultado de esta política equivocada.  Los jóvenes están pagando las consecuencias de una crisis que no han causado, sacrificando su futuro. Y las mujeres son las más afectadas. Que ocurra esto en la Europa de hoy es un auténtico escándalo.
[+]

Paul Collier
Emigración: una guía para los perplejos
Estudios de Política Exterior. Política Exterior # 158. Abril 2014

Miles de decisiones individuales llevan a una persona a emigrar. La emigración produce efectos económicos y sociales dispares en los países de origen y en los receptores. Pese al debate actual, los datos no sirven para concluir si los flujos deben aumentarse o reducirse. Europa se ve sacudida por un debate cada vez más polarizado sobre la inmigración. Los votantes acusan a las élites liberales de no prestar atención a sus inquietudes; las élites acusan a los votantes de xenofobia. En un ambiente así, los datos se utilizan para defender las distintas posturas más que para ofrecer información. En este artículo y en mi libro Éxodo intento ofrecer un análisis científico neutral. Empiezo por el modo en que la emigración afecta tanto a quienes quedan atrás en los países pobres como a las poblaciones autóctonas de las sociedades ricas receptoras de inmigrantes. [+]

Jueves, 08 Marzo 2012 23:00

Nazis en el Báltico

Higinio Polo
Nazis en el Báltico

El Viejo Topo.
# 291. 2012
En junio de 2008, Václav Havel y otros destacados exponentes de la derecha política y del anticomunismo impulsaron la Declaración de Praga, que fue amparada por la Unión Europea, donde insistían en la idea de considerar semejantes el nazismo y el comunismo, equiparándolos, extendiendo una condena que pretendían fuese definitiva. [+]

Jueves, 11 Octubre 2012 23:00

El nuevo racismo de la vieja Europa

El nuevo racismo de la vieja Europa
Mikel Mazkiaran
Revista MUGAK. Centro de Estudios y Documentación sobre inmigración, racismo y xenofobia. # 52. 2012

El año 2009 comenzaba con la publicación, apenas unos días antes, en el Diario Oficial de la Unión Europea (24 de diciembre) de la Directiva 2008/115 de retorno, aprobada por el Parlamento Europeo el 18 de junio en medio de una fuerte polémica. Pocas directivas europeas han tenido tanta repercusión mediática por lo que poco cabe añadir a lo ya dicho. Sin embargo, merece la pena detenerse en uno de los argumentos esgrimidos por los parlamentarios socialistas en la eurocámara y por el propio gobierno español, para justificar el voto a favor de esta directiva señalando que la intención del gobierno no era trasponer los mínimos que fijaba la directiva y que, por el contrario, servía para que algunos países adecuaran su legislación en aspectos en los que se contemplaban medidas más estrictas que las recogidas en la Directiva. [+]

Martes, 25 Diciembre 2012 23:00

La extrema derecha en Europa

La extrema derecha en Europa
Augustín Unzurrunzaga
Revista MUGAK. Centro de Estudios y Documentación sobre inmigración, racismo y xenofobia.
# 59. 2012

Es un mundo político amplio, complejo, atravesado por muchas corrientes, presente en casi todos los países de Europa, tanto dentro como fuera de la Unión Europea. Hay neonazis, neofascistas, nacionalistas revolucionarios, identitarios, conservadores agrarios, neoliberales radicalizados, antisemitas, islamófobos, negacionistas, cristianos conservadores, paganistas, tradicionalistas... Hay corrientes que actúan directamente en el mundo de la política y corrientes que despliegan su actividad en un ámbito más ambiguo, cultural (la lingüística, la arqueología, la recreación de mitos, la literatura esotérica...) [+]

Jueves, 27 Diciembre 2012 23:00

El antigitanismo en Europa

El antigitanismo en Europa
Anaitze Agirre Larreta
Revista MUGAK. Centro de Estudios y Documentación sobre inmigración, racismo y xenofobia.
# 59. 2012

“Europa tiene el dinero pero no voluntad para mejorar la situación de la comunidad romaní”. “Quince millones de romaníes han vivido bajo un sistema de apartheid y es el momento de poner fin a 700 años de persecución. Apelo a la asamblea a que apoye el progreso”. Rudko Kawczynski, presidente del Forum Europeo de Romaníes y Nómadas (FERN) se dirigía así a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) el pasado 28 de junio en Estrasburgo (Francia). Se presentaba el informe de Annette Groth ‘Migrantes romaníes en Europa’. [+]

Los CIE en Grecia: ¿la nueva terapia contra la crisis económica?
Eva Breki, Migreurop
Revista MUGAK. Centro de Estudios y Documentación sobre inmigración, racismo y xenofobia.
# 60. 2012

Poco antes de las elecciones parlamentarias en Grecia, en abril de 2012, el Ministro de la protección de los ciudadanos, Michalis Chrysochoidis, anuncia la construcción de 30 «espacios cerrados de acogida y de alojamiento para los clandestinos». Ese es su nombre oficial. Ahora bien, el nombre no cambia la realidad y estos espacios son los nuevos CIE de Grecia, de una capacidad monstruosa. El Ministro afirma que estos espacios se abrirán en todo el territorio griego –tres por cada región administrativa (son 13)- y promete su apertura antes de las elecciones del 6 de mayo. [+]

José Enrique de Ayala
Carta de Europa: El ascenso de la extrema derecha en la Unión Europea
Política Exterior # 143

El apoyo a formaciones políticas populistas, ultranacionalistas y racistas es un síntoma de la mala salud de las sociedades europeas, agudizada por la crisis. Está en riesgo la estabilidad del sistema. En los años treinta del siglo XX, la crisis financiera y económica, que se inició con el hundimiento de la bolsa de Nueva York en octubre de 1929, asoló Europa, llevándola a la depresión más larga y profunda de la economía moderna. Las consecuencias políticas no se hicieron esperar: en algunos lugares las masas empobrecidas e irritadas buscaron refugio en el discurso radical nacionalista y xenófobo, hasta el punto de que partidos fascistas se hicieron con el poder en países como Alemania e Italia, y comenzaron a poner en práctica sus planes de expansión y agresión. Así se originó la mayor destrucción entre humanos que ha conocido este planeta: la Segunda Guerra mundial. [+]

Página 1 de 2

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación