Esta consulta está abierta a todos los ciudadanos y todas las partes interesadas en la política de cohesión, incluidos los beneficiarios de programas y fondos de la UE, como administraciones nacionales, regionales y locales, organismos intergubernamentales y no gubernamentales, instituciones académicas, organizaciones de la sociedad civil y empresas. Estará abierta hasta el día 8 de marzo y forma parte de todo un paquete de encuestas sobre las prioridades presupuestarias de los años 2021 a 2028, incluyendo el futuro programa marco de investigación e innovación. [+]

Un nuevo informe publicado hoy pone de relieve lo que los cinco Fondos de la UE han logrado desde el inicio del período de financiación, cuando la ejecución de los programas del período 2014-2020 ha alcanzado su velocidad de crucero. En octubre de 2017, casi la mitad de del presupuesto de 2014-2020 de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE)» se habían comprometido para proyectos concretos. A finales de 2016, casi 793 500 empresas habían recibido ayuda a través de los Fondos, lo cual permitió crear, según las estimaciones, 154 000 nuevos puestos de trabajo. 7,8 millones de personas ya han recibido ayuda para encontrar trabajo o desarrollar capacidades, y se ha mejorado la biodiversidad de 23,5 millones de hectáreas de tierras agrícolas. En total, a finales de 2016 se habían seleccionado 2 millones de proyectos, es decir, 1 millón más que el año anterior. Además de los proyectos financiados por la UE en el ámbito digital, de inclusión social y medioambientales que empiezan a ver la luz del día ahora, el informe muestra que las novedades introducidas en el período de financiación 2014-2020 realmente han valido la pena. (RAPID, IP/17/5201, 13.12.2017)

Tribunal de Cuentas. Informe Especial 2/2017. Negociación por la Comisión de los acuerdos de asociación y los programas de cohesión 2014-2020: un gasto más orientado a las prioridades de Europa 2020, pero unas disposiciones para medir el rendimiento cada vez más complejas (DOUE C 109/05, 7.4.2017)

Los acuerdos de asociación son planes de inversión de los Estados miembros en los que se establecen las prioridades nacionales de gastos dentro de los Fondos Europeos de Inversión Estructural para el período de programación 2014-2020. En este informe, el Tribunal examinó si los acuerdos de asociación firmados entre la Comisión Europea y los Estados miembros contribuyeron a orientar la financiación total de 350 000 millones de euros de forma más eficaz.

Por primera vez, la Comisión ha publicado un informe de aplicación que abarca los cinco Fondos. Este informe muestra una acusada aceleración de las inversiones en los últimos meses y se espera que la ejecución alcance su velocidad de crucero en 2017. A finales de 2015, ya eran 274 000 empresas las que habían recibido apoyo al amparo de la programación 2014-2020 de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE). 2,7 millones de personas se habían beneficiado ya de asistencia a la hora de encontrar trabajo o desarrollar capacidades; se mejoró la biodiversidad de once millones de hectáreas de suelo agrícola y fueron seleccionados un millón de proyectos financiados por la UE, por un valor total de casi 60 000 millones de euros.

Esta cifra se ha duplicado en nueve meses, y en otoño de 2016 se habían invertido casi 130 000 millones de euros (un 20 % de la dotación total de los Fondos EIE) en pequeñas empresas, investigación, banda ancha, eficiencia energética y miles de proyectos más centrados en las prioridades de la estrategia de crecimiento y empleo de la UE. Conforme a los objetivos del Plan de Inversiones, la meta consistente en duplicar la utilización de los instrumentos financieros ya casi se había logrado a finales de 2015. (RAPID, IP/16/4421, 20.12.2016)

La Comisión Europea ha llegado a la conclusión de que el mapa modificado de España para la concesión de ayudas estatales entre 2017 y 2020 se ajusta a las normas de la UE sobre ayudas estatales. El mapa define las regiones españolas que pueden acogerse a las ayudas regionales a la inversión en virtud de las normas de la UE sobre ayudas estatales y establece los niveles máximos de ayuda (denominadas «intensidades de ayuda») que pueden concederse. Las Directrices sobre las ayudas estatales de finalidad regional de 2014-2020 establecen la posibilidad de una revisión intermedia de los mapas de ayudas regionales aprobados por la Comisión para el período 2014-2020. Ello permite a los Estados miembros realizar modificaciones en sus listas de zonas asistidas para poder tener en cuenta los cambios recientes en las condiciones sociales y económicas de las regiones.

Las modificaciones tienen que cumplir los criterios establecidos en las Directrices. España notificó planes para incluir cuatro regiones (Castilla-La Mancha, Andalucía, Región de Murcia y Ciudad Autónoma de Melilla) como regiones con la intensidad máxima de ayuda y ello debido a que el PIB per cápita de esas regiones había caído por debajo del 75% de la media de la UE-28. La intensidad máxima de ayuda autorizada para proyectos de inversión de grandes empresas en esas regiones se incrementaría en consecuencia del 15% al 25% para Castilla-La Mancha, Andalucía y Ciudad Autónoma de Melilla y del 10% al 25% para Región de Murcia. España además notificó dos pequeñas modificaciones en zonas de intensidad menor de ayuda. En particular, España ha sacado algunos municipios de Cataluña y de las Islas Baleares del mapa de ayudas regionales, mientras que otros municipios de estas dos regiones podrán acogerse a las ayudas regionales. El mapa modificado estará en vigor desde el 1 de enero de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2020. Más información estará disponible en la página Web de competencia de la Comisión, en el registro de asuntos público con el número de asunto SA.46099. (Comisión Europea. Oficina en España, 7.11.2016)

La Comisión Europea ha publicado los resultados de una evaluación independiente de las inversiones de la UE efectuadas en el período 2007-2013, con informes específicos para cada Estado miembro.

Un millón de puestos de trabajo creados, que representan un tercio del total de los empleos netos creados en toda la UE durante este período, y 2,74 euros de PIB adicional por cada euro invertido de los fondos de la política de cohesión, lo que supone un rendimiento estimado de un billón de euros de PIB adicional en 2023; estos son los resultados clave de la evaluación del período 2007-2013.

La comisaria europea de Política Regional, Corina Creţu, ha declarado: «Las cifras hablan por sí solas: la política de la cohesión da sus frutos. Creo que esta política es necesaria, por lo que tenemos que conseguir que continúe siendo una política fuerte, también después de 2020. La evaluación nos ayuda a reflexionar sobre la manera de seguir reforzando la eficiencia y el rendimiento de la política en el período 2014-2020 y en los años posteriores».

La política ha beneficiado a las economías de todos los Estados miembros de la UE, a los que ha prestado ayuda en tiempos de dificultades económicas. Ha invertido en casi 400 000 pymes y empresas emergentes y ha sido un pilar del programa de crecimiento y empleo de la UE. (RAPID, IP/16/3323, 7.10.2016)

Página 1 de 13

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación