Tribunal de Cuentas. Informe Especial 13/2017. Un Sistema único de Gestión del Tráfico Ferroviario Europeo: ¿se hará alguna vez realidad la decisión política? (DOUE C 333/058, 5.10.2017)

El Tribunal ha evaluado si la planificación, el despliegue y la gestión del Sistema único de Gestión del Tráfico Ferroviario Europeo (ERTMS) han sido adecuados. El ERTMS está concebido para sustituir a los distintos sistemas de señalización ferroviaria en Europa con un sistema único que permita a los trenes circular de forma ininterrumpida por distintos países y facilite la competitividad ferroviaria. Hemos constatado que, hasta el momento, el nivel de despliegue en la Unión es bajo y representa un mosaico, a pesar de que por lo general el sector ferroviario no cuestiona el concepto del ERTMS para mejorar la interoperabilidad. Los administradores de infraestructuras y empresas ferroviarias son reticentes a causa de los gastos consiguientes y de la falta de un modelo económico individual (por ejemplo, en los Estados miembros con sistemas nacionales en buen funcionamiento y una duración restante considerable). La financiación de la Unión únicamente puede cubrir una cuantía limitada de las inversiones. Formulamos una serie de recomendaciones dirigidas a la Comisión Europea, a los Estados miembros y a la Agencia Ferroviaria de la Unión Europea para que contribuyan a mejorar el despliegue y la financiación del sistema.

La Comisión Europea actualiza las normas europeas sobre los derechos de los viajeros de ferrocarril para mejorar la protección de los viajeros en caso de retrasos, cancelaciones o discriminaciones.

Los viajeros de ferrocarril deben estar plenamente protegidos, con independencia del lugar de la UE por donde viajen. La Comisión quiere también garantizar una información adecuada a los viajeros y reforzar considerablemente los derechos de los viajeros con discapacidad o movilidad reducida. Al mismo tiempo, la propuesta de la Comisión es proporcionada y reconoce que, en circunstancias estrictas, los operadores ferroviarios pueden quedar exentos de su obligación de indemnizar a los viajeros en caso de retraso. (RAPID, IP/17/2009, 28.9.2017)

La Comisión Europea ha tomado hoy un conjunto de medidas para modernizar la movilidad y el transporte europeos. El objetivo consiste en ayudar al sector a mantener su competitividad en una transición socialmente justa hacia la energía limpia y la digitalización. «Europa en movimiento» es un conjunto de iniciativas de amplio alcance que harán más seguro el tráfico, fomentarán una tarificación más justa del uso de las carreteras, reducirán las emisiones de CO2 , la contaminación del aire y la congestión, aliviarán la carga burocrática de las empresas, combatirán el empleo ilícito y garantizarán unas condiciones y unos tiempos de descanso adecuados a los trabajadores. Los beneficios de esas medidas a largo plazo se extenderán mucho más allá del sector del transporte, ya que promoverán el empleo, el crecimiento y la inversión, reforzarán la justicia social, ampliarán la capacidad de elección de los consumidores y situarán con firmeza a Europa en la senda hacia el objetivo de cero emisiones.  (RAPID, IP/17/1460, 31.5.2017) 

La Comisión ha llegado a la conclusión de que la ayuda concedida por España al administrador de infraestructuras ferroviarias ADIF para la construcción de un centro de ensayos de alta velocidad en Andalucía no corresponde a un auténtico objetivo de interés común. En particular, no contribuye a promover un desarrollo sostenible de la región.

La Comisión ha realizado una investigación pormenorizada de los planes españoles de financiación de todos los costes de inversión, por importe de 358,6 millones EUR, para la construcción de un centro de ensayos con trenes de alta velocidad y equipos afines («Centro de Ensayos de Alta Tecnología Ferroviaria (CEATF)», cerca de Málaga, en Andalucía. El CEATF es un circuito ferroviario en el que los trenes pueden circular a muy alta velocidad (hasta 520 km/h), con instalaciones adicionales para el ensayo, la homologación y la puesta a punto de material ferroviario y de elementos de infraestructura y superestructura.

Según los planes notificados por España a la Comisión en septiembre de 2013, la financiación pública debía otorgarse al gestor español de la infraestructura ferroviaria, ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), que sería el propietario del CEATF. La investigación de la Comisión reveló que, de hecho, España ya pagó a ADIF, a partir de 2011, 140,7 millones EUR, antes de que la Comisión adoptara su Decisión, infringiendo así las normas de la UE. (RAPID, IP/16/2621, 25.7.2016)

Página 1 de 10

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación