La Comisión Europea ha dado hoy un paso importante hacia los objetivos climáticos a largo plazo mediante la presentación de una propuesta para reducir considerablemente las emisiones de gases fluorados. Estas emisiones, que tienen un efecto de calentamiento hasta 23 000 veces más potente que el dióxido de carbono, han aumentado un 60 % desde 1990, mientras que los demás gases de efecto invernadero se han reducido. El Reglamento propuesto tiene como objetivo reducir los niveles actuales de las emisiones de gases fluorados en dos tercios de aquí a 2030. También prohíbe el uso de gases fluorados en algunos equipos nuevos, como los frigoríficos domésticos, para los que ya existen alternativas más respetuosas con el clima.
Los gases fluorados se utilizan frecuentemente en la refrigeración y el aire acondicionado, así como en equipos eléctricos, aerosoles de gas, espumas de aislamiento y extintores de incendios. Se emiten a la atmósfera a partir de las instalaciones de producción, los aparatos en que se utilicen y al tirar estos aparatos a la basura. (RAPID, IP/12/1180, 7.11.2012)

La Comisión Europea inició a mediados de abril la revisión del perfil temporal de las subastas del régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE) y propone hoy una Decisión para aclarar las disposiciones de la Directiva sobre el RCDE de la UE en lo relativo al calendario de las subastas de derechos de emisión. En el tercer período del RCDE de la UE (de 2013 a 2020) se subastará una gran cantidad de derechos de emisión y los ingresos serán para los Estados miembros. (RAPID, IP/12/850, 25.7.2012)

Biocombustibles

La UE fomenta que ciertos terrenos agrícolas se transformen para producir biocombustibles, con el fin de cumplir con sus objetivos en materia de reducción de emisiones de dióxido de carbono. Pero de este modo, tanto los cultivos destinados a la alimentación como la contaminación se desplazan hacia los países en desarrollo. Por ello, la Comisión debería modificar inmediatamente las leyes al respecto. (Respekt. Praga, 29.5.2012)

Las emisiones de gases de efecto invernadero de las instalaciones participantes en el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la UE (RCDE UE) disminuyeron en más del 2 % el año pasado, de acuerdo con la información de los registros de los Estados miembros.
El RCDE UE incluye más de 12 000 centrales eléctricas e instalaciones de fabricación en los 27 Estados miembros de la UE, así como en Noruega y Liechtenstein, y, a partir de este año, incluye también las emisiones de las compañías aéreas que vuelen con destino u origen en alguno de esos países. A pesar de la expansión de la economía europea, las emisiones verificadas de gases de efecto invernadero de esas instalaciones
descendieron a 1 889 000 millones de toneladas equivalentes de CO2 el año pasado, es decir, más de un 2 % por debajo del nivel de 2010. (RAPID, IP/12/477, 15.5.2012)

Página 9 de 21

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación