Las emisiones de contaminantes atmosféricos son la causa medioambiental más significativa de muerte prematura en la UE y provocan enfermedades respiratorias, importantes costes sanitarios y pérdida de días de trabajo. Los datos más recientes indican que tres contaminantes del aire por sí solos (PM 2,5, NO2 y O3) son responsables de 400 000 muertes prematuras al año en la UE, incluidas alrededor de 70 000 directamente vinculadas al dióxido de nitrógeno (NO2). El transporte urbano también es una de las razones por las que muchas zonas urbanas incumplen los límites de contaminación atmosférica. Gracias a la mejora de la calidad de los combustibles y al establecimiento de límites cada vez más estrictos para los vehículos nuevos, la Comisión ha liderado en las últimas décadas los esfuerzos de la UE por reducir progresivamente las emisiones de contaminantes atmosféricos procedentes de los vehículos de carretera. (RAPID, MEMO/17/2821, 31.8.2017)

Página 1 de 19

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación