Como sabéis, me mudé recientemente a otro estado federal. Dejé la Alemania del este (Sajonia) para mudarme a Núremberg (Baviera). Con el cambio de domicilio también tuve que cambiar de consulado.

Esta vez no me hicieron acudir personalmente, sino que pude descargar un formulario de la página web del consulado de Múnich y enviarlo por carta junto con las copias compulsadas del pasaporte y del registro del padrón. Después me confirmaron por correo electrónico el cambio de mi registro del consulado de Berlín al de Múnich. Las copias compulsadas las hice en la oficina de atención al ciudadano de Núremberg a 5€ cada una, sin tener que hacer mucha cola. Este es uno de los cambios positivos que he experimentado con respecto a Dresde, parece que por estos lares están más acostumbrados a lidiar con documentación extranjera. Una vez intenté compulsar una fotocopia de mi DNI en la oficina correspondiente de Dresde y después de dos horas de espera me mandaron para casa sin la compulsa con el extraño argumento de que ellos no habían expedido ese documento y por lo tanto no podían certificar que aquello era una copia fiel del original. Pero hablaré más en profundidad sobre los cambios que he notado en otra entrada de blog, hoy voy a centrarme en daros información sobre cómo renovar el pasaporte.

El pasaporte me caduca en septiembre y justo para entonces tengo planeado un viaje fuera de la Unión Europea. Como información general diré que es obligatorio tener pasaporte si eres residente en el extranjero, aunque te encuentres dentro de la Unión Europea y nunca tengas pensado salir de aquí. Se considera que eres residente en el extranjero cuando te registras en la oficina consular como tal. Hasta entonces quedas en un limbo legal con menos derechos, como por ejemplo el voto.

El fin de semana pasado viajé a Múnich para visitar a algunos amigos y aproveché para quedarme hasta el lunes por la mañana e ir al consulado a renovarme el pasaporte. Este trámite puede hacerse hasta seis meses antes de que te caduque y tienes que pedir cita con antelación para ello. Yo pedí la primera cita de la mañana, a las 8:20 h. Llegué antes de tiempo y me hicieron esperar, lo normal, pero llegadas las 8:20 al otro lado de la ventanilla apareció una mujer, que se escondió detrás de su ordenador y no preguntó qué hacía yo en la sala de espera ni si necesitaba algo o tenía cita. Mientras seguía esperando pacientemente llegaron dos chicos a por un salvoconducto. A él se le había caducado el pasaporte sin darse cuenta y ahora necesitaba el salvoconducto para poder coger un avión al día siguiente. Les hicieron pasar y se sentaron a mi lado. Siguieron avanzando los minutos en mi reloj y yo empecé a impacientarme, así que les pregunté si tenían cita y me dijeron que no. Y yo les contesté que yo sí, para hacía ya 15 minutos, con el suficiente volumen para que me oyera la administrativo en cuestión. Los chicos se agobiaron porque no sabían cuánto tiempo tardaban en otorgar el salvoconducto y salieron de la sala para buscar a alguien que les diera información, ya que la señora de detrás del ordenador/la ventanilla había desaparecido. Yo escuché la conversación desde la sala de espera, que transcurrió así:

Pareja: Perdone, queríamos saber cuánto tarda el salvoconducto y cuánto tenemos que esperar…

Señor: Pues no lo sé, a ver, la chica de los pasaportes se encargará, pero tiene que llamar a la policía… Volved a la sala de espera y poned unas velitas a la virgen y con suerte hoy a la una lo tenéis.

Yo no salía de mi asombro, supongo que ellos tampoco. Cerca ya de las nueve finalmente la administrativo se acercó a la ventanilla y me preguntó:

Señora: ¿Tienes cita? ¿Qué quieres?

Yo: Sí, tenía cita para renovarme el pasaporte a las 8:20.

Señora: Pues si no me dices nada aquí hasta las once que puedes estar, venga a ver, dame el pasaporte viejo y pon tu dedo en el lector…

Me ahorré decirle lo que pasaba por mi cabeza, pero lo comparto aquí:

A veces pienso que el consulado está para hacernos la vida más fácil a los que vivimos en el extranjero, pero luego tengo que visitarlo para cualquier cosa y cambio de opinión.

Una vez iniciado el trámite, fue rápido: te escanean las huellas de las dos manos, pagas 26€ y por 15€ más te lo envían por mensajería a tu casa. Si pensamos que un paquete de hasta 10 kg vale 5€ por DHL, ¿qué clase de empresa de mensajería utiliza el consulado? ¿Una que reparte los paquetes en dron? Quizás estoy demasiado influenciada por la serie La embajada, que trata de corruptelas (una de ellas justamente una empresa de mensajería con precios inflados), pero me parece excesivo. La alternativa, sin embargo, es volver a hacer 170 km para recoger el pasaporte nuevo en persona, o hacerle un poder a alguien que me lo recoja y me lo envíe por correo ordinario (que son 70 céntimos).

En su defensa tengo que decir que la página web brinda mucha información y muy clara, y que cuando llamé por teléfono para pedir la cita fueron muy amables. Espero no tener que ponerle velas a la virgen para que me lleguen las papeletas para el voto.

Silvia Ortiz
Consultora lingüística
http://www.silvia-ortiz-translations.com

Un mes de estos haré una entrada de refranes modernizados. Como por ejemplo Esto es copiar y pegar. (¿Quién cose hoy en día?). O Del bruto al neto hay mucho trecho. Esto es especialmente cierto aquí en Alemania. Muchas personas se sorprenden de lo exigua que se queda la nómina después de descontados todos los impuestos y seguros (podéis leer mis entradas sobre este último tema, Asegúrate de estar asegurado, partes I y II). 

Entre los impuestos obligatorios, encontramos:

1. El primero y más importante, el IRPF. El cálculo se hace de la siguiente manera: 

A tu sueldo bruto ANUAL le quitas todos los seguros. A lo que te queda, le aplicas la siguiente fórmula:

- Hasta 8472€ ▶︎IRPF = 0
- De 8473€ hasta 13.469€ ▶︎ (997,60 * y + 1400) * y
y = (renta gravable - 8472) / 10.000
- De 13 470€ hasta 52.881€ ▶︎(228,74 * z + 2397) * z + 948,68
z = (renta gravable – 13 469) / 10 000
- De 52 882€ hasta 250 730€ ▶︎0,42 * renta gravable - 8261,29
- A partir de 250 731€ ▶︎0,45 * renta gravable - 15 783,19

¿No entiendes nada? No te preocupes, hay muchas calculadoras por Internet gratuitas para saber qué neto tendrás en base a tu bruto y a tu clase.

Cada persona está en una clase, de la I a la VI, dependiendo de su situación personal (un pagador o varios pagadores, soltero o casado, con hijos, sin hijos, etc.). Como en la mayoría de los países, los solteros sin hijos y buenos sueldos son los que más pagan. Pero no os caséis pensando que con eso reduciréis impuestos, porque si tu pareja también tiene un buen sueldo no adelantáis nada. Pero si os queréis casar de todos modos, aquí podéis leer mi experiencia sobre casarme en el extranjero. 

Lo recaudado con el IRPF se divide entre el gobierno central (42,5 %), el gobierno del estado federal donde residas (42,5 %) y el ayuntamiento de la ciudad donde vivas (15 %). 

2. El impuesto de solidaridad. Este es un impuesto creado en 1991, en principio con la finalidad de ser solidarios con otros países, pero a partir de 1995 se siguió cobrando con el propósito de destinar el dinero recaudado a los nuevos estados federales alemanes (Brandemburgo, Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Sajonia, Sajonia-Anhalt y Turingia) y financiar así la reunificación alemana después de la caída del muro. Hoy en día casi nada de lo que se recauda va a parar a los “nuevos” estados, pero se sigue cobrando igual, porque el dinero extra siempre viene bien. Entre 1992 y 1994 los alemanes estuvieron exentos de este impuesto y son muchos los que reclaman que se vuelva a quitar.

3. El IVA. El IVA general es menor que en España, un 19%, pero solamente hay dos categorías, el normal y el reducido (del 7%), no existe el IVA hiperreducido. A pesar de ello, la cesta de la compra habitual sale más barata aquí, porque hay muchos más productos en el 7% que en España en la categoría de IVA hiperreducido (y la mayoría de personas compramos más cosas que únicamente huevos, pan y leche). 

4. El impuesto de sociedades. Por supuesto este solo se aplica si tienes una empresa. Si tu empresa factura menos de 18 000 al año a clientes que residan en Alemania puedes registrarte como “pequeña empresa” y emitirás tus facturas sin IVA ni IRPF. Esta es una ventaja con respecto a España para los pequeños autónomos. Si tienes una SL, SA, etc. pagarás un 29,8 % en concepto de impuesto de sociedades (el redondeo es para los cobardes), tan solo dos décimas por debajo del impuesto de sociedades en España (o al menos en teoría). 

Como no es una cuestión que agrade, esta de pagar impuestos, aunque sea muy necesario, lo voy a dejar aquí. El mes que viene volveré para hablaros de impuestos “raros”.

Silvia Ortiz
Consultora lingüística
http://www.silvia-ortiz-translations.com

LogoA finales de octubre de este año tuve el privilegio de poder asistir a la conferencia Translating Europe Forum organizada por la Dirección General de Traducción de la Comisión Europea. La conferencia tuvo lugar los días 29 y 30 de octubre en la zona de las instituciones europeas en Bruselas, y más en concreto en el edificio Carlo Magno. Este año se centraba en los jóvenes profesionales de la traducción y contó con traductores tan ilustres como Xosé Castro, Marta Stelmaszak o Valeria Aliperta. Sin embargo, los casi 500 asistentes no sólo pudimos escuchar a los más veteranos, sino que muchos jóvenes profesionales compartieron sus primeros pasos en el negocio. También contamos con la presencia de la coach Joy Ogeh-Hutfield, que nos hizo movernos, gritar, reír y aplaudir a partes iguales.

La conferencia era totalmente gratuita, los participantes únicamente teníamos que encargarnos de pagar el transporte y el alojamiento. Yo elegí compañía aérea de bajo coste y Air BnB, porque soy así de moderna. Y además me quedé dos días más por la zona para visitar Brujas, preciosa ciudad donde me alojé en casa de un couchsurfer. Como digo, una moderna.

En la conferencia aprendí muchas cosas: cómo utilizar las redes sociales para mi negocio, cómo crear una marca personal, la importancia del logotipo y los colores, y cómo influye nuestra actitud en los resultados. Pero lo que más me gustó del encuentro fue la oportunidad de conocer a otros traductores, gente inteligente y con grandes e innovadoras ideas.

El horario de la conferencia, con pausas para el café y la comida (todo incluido) y tiempo para descansar o socializar por la tarde, daba pie al networking, que es clave para cualquier negocio en los tiempos que corren.

Estoy segura de que haré todo lo posible para volver a participar en esta experiencia única en 2016.

Silvia Ortiz
Consultora lingüística
http://www.silvia-ortiz-translations.com

Viernes, 06 Noviembre 2015 09:55

Aeropuertos sin aviones

La semana pasada volé desde Berlín (SXF) a Bruselas. Hacía tiempo que no volaba desde este aeropuerto de la capital alemana. Ya no me acordaba del laberinto, la sensación de estar enlatada, de subir escaleras cargando la maleta a pulso... Berlín necesita un aeropuerto más grande, más accesible, más moderno. No soy la única que lo piensa, supongo, por eso hace años que iniciaron la construcción del aeropuerto BER, que sustituiría tanto a TXL (Tegel) como a SXF (Schönefeld). La apertura estaba programa para octubre de 2011. Cuatro años después la proponen para septiembre de 2017, y ya veremos.

Berlin ShonefeldLa obra se ha ido retrasando por el sobrecoste. ¿Os suena? Hasta la fecha nos ha costado a los contribuyentes alemanes (yo soy española pero pago mis impuestos aquí, así que me considero contribuyente alemana) 4.472.572.396€ (fuente). Y ahí está, sin aviones. Pero no es el único.

Los germanófilos de las tertulias televisivas españolas critican siempre el despilfarro en aeropuertos de España; y nos comparan con Alemania, que con el doble de población solo tiene 18, dicen. Pues no es cierto. Alemania tiene 39 aeropuertos y España 50. Sí, ganamos, pero nosotros tenemos dos hermosos archipiélagos y somos el tercer país receptor de turistas del mundo. Digo esto sin querer defender la corrupción y lapidación de dinero público que se ha llevado a cabo en España con los aeropuertos, el AVE y demás infraestructuras. Solo digo que tan malos no somos.

«Pero seguro que los alemanes no están subvencionados», seguirían argumentando los profesionales de las tertulias. Tampoco es cierto. Solo los grandes aeropuertos alemanes (10 en concreto) son rentables, el resto recibe dinero público directa o indirectamente.

El caso más sangrante parece ser el de Kassel-Calden, que costó 271 millones y que solo en 2013 ya tenía unas pérdidas de 4,5 millones de euros. A pesar de que hay otro aeropuerto con poco tráfico (764.000) a tan solo 80 km (Paderborn), el estado federal de Hesse sigue empeñado en que funcione.

La Comisión de la UE está trabajando en algunas directrices que impidan que haya dos aeropuertos subvencionados a menos de 100 kilómetros de distancia. Al final va a ser verdad aquello de que no hemos entendido nada…

Silvia Ortiz
Consultora lingüística

http://www.silvia-ortiz-translations.com

Lunes, 28 Septiembre 2015 11:44

En busca del piso perfecto

Me tengo que mudar. Voy a dejar Dresde después de cuatro años viviendo en esta hermosa ciudad para ir a Núremberg. Lo que la ministra llamaría movilidad interior, creo. Dejo la Alemania del este para ir a vivir al oeste y a Baviera para más señas. El estado federal de Baviera tiene identidad nacional (¿también lo dijo algún ministro?) o por lo menos eso creen los bávaros. Son gente tradicional, que salen los domingos vestidos con su traje regional y que son católicos, no protestantes. Por lo demás, siguen siendo alemanes, pero ya os contaré si encuentro más diferencias cuando lleve un tiempo allí. De momento, estoy buscando piso.

Es el tercer piso que busco en Alemania, así que ya sé unas cuantas cosas. Buscar piso de alquiler en Alemania debería ser más fácil que en España, ya que la oferta es mucho mayor. Pero qué va.

Para empezar, tienes que buscar el lugar que tenga las características que tú quieras en Internet. Resumo aquí lo más importante (y diferente):

El suelo. No es normal encontrar suelo de baldosa en este país, como alternativa puedes encontrar linóleo, laminado (o tarima flotante), parqué y moqueta. El linóleo es una especie de plástico que imita a la baldosa o al parqué, pero es de peor calidad. El suelo laminado consiste en placas de aglomerado, que pueden ser muy finas o muy gordas (a más gordas, más caro, claro). Y por último el parqué, placas también, pero de madera de verdad. La moqueta creo que todos sabemos lo que es. Comprobar el estado del suelo y su antigüedad es para mí de lo más importante. Por ley, la moqueta no puede tener más de cinco años, pero del resto de suelos la ley no dice nada, por lo que los caseros se aprovechan de este vacío legal para dejarte el suelo como esté.

La cocina. La mayoría de pisos vienen sin cocina. Bueno, sin cocina y sin nada más (en mi piso, ni apliques de la luz había). Pero como os podéis imaginar montar una cocina es lo más costoso (en tiempo, esfuerzo y dinero). Por eso encontrar un piso con cocina es una gran alegría. Puede pertenecer al piso (y ojalá esté más o menos nueva) o puedes comprársela al inquilino anterior.

Los gastos. El precio de alquiler tiene dos partes: Kaltmiete (literalmente el alquiler frío, es decir sin incluir la calefacción ni ningún otro gasto) y Nebenkosten (los costes extra). Hay que fijarse bien si estos costes extra incluyen la calefacción, porque es el gasto más alto y puede subir el precio final del alquiler mucho. En los costes extra encontramos normalmente el agua y lo que en España llamamos “comunidad” (limpieza, basuras, etc.). Pero no incluyen ni la luz ni Internet. Eso tienes que buscarlo tú por tu cuenta.

Cuando hayas encontrado el piso que se ajuste a lo que buscas, tendrás que llamar al casero o a su agente inmobiliario (Makler) y concertar una cita para ver el piso, pero no solo eso: en esta visita al piso pasarás también una entrevista. Es decir, que más que elegir tú el piso que te gusta, el dueño (o su agente) eligen al inquilino que más les guste. Los inquilinos preferidos son los que no fuman, no tienen hijos, ni mascotas y no tocan ningún instrumento musical. Como mínimo, el salario conjunto tendrá que ser tres veces el precio del piso. A la entrevista es mejor ir con la declaración de la renta, el contrato de trabajo y una declaración jurada de que no tienes deudas (puedes conseguir el documento que certifica que no estás en la lista oficial de morosos por 25€ en Internet). Hasta junio de 2015, los agentes cobraban una comisión por su faena de buscar inquilino. Lo curioso es que cobraban esta comisión a las pobres personas que estaban en búsqueda, que en su desesperación podían llegar a pagar tres veces el precio del alquiler como comisión. Para evitar lo que era claramente un abuso, cambiaron la ley; por eso a partir de junio de 2015, es el casero quien paga la comisión. No hay que confundir esta comisión (Provision) con la fianza (Kaution), que sí es legal y que suele sumar tres veces el alquiler base, sin gastos (Kaltmiete). La única diferencia con España es que normalmente esta fianza la dejamos para pagar los últimos meses de alquiler, pero aquí en Alemania no se puede hacer eso. Es por si hay gastos inesperados o desperfectos y pueden tardar hasta un año en devolvértela.

Por el momento, cumplimos todos los requisitos, ahora ya solo nos queda caer en gracia a algún casero.

Silvia Ortiz
Consultora lingüística

http://www.silvia-ortiz-translations.com

Tengo la suerte de haber sido aceptada en varios grupos de españoles en Alemania de Facebook. Es una suerte porque en esos grupos hay gente de todas las edades, procedencias y experiencias. Son grupos muy diversos en los que me consta que hay muchos seguidores de este blog y además algunos de ellos me han escrito a veces para preguntarme cosas y sugerirme temas. Y sé que mi entrada de este mes va a causar polémica entre esos seguidores. Pero me arriesgo, porque creo que es importante decir lo que una piensa, sin ánimo de ofender a nadie, pero con total sinceridad.

Leo muchos comentarios de españoles que buscan trabajo “de lo que sea” en Alemania. La mayoría son de personas que están pensando en emigrar, pero otros se encuentran ya en Alemania. Sin hablar el idioma. Sin saber qué van a hacer con su vida. Mientras estudian alemán, hay que pagar alquiler, transporte, comida, en muchas ocasiones también seguro médico, GEZ y los cursos de idiomas… Y por eso buscan trabajar “de lo que sea”. Mi consejo: para trabajar de cualquier cosa quédate en España. Sí, ya lo sé, en España no hay trabajo y en Alemania, sí. En teoría. En Alemania se necesitan médicos, ingenieros, programadores, enfermeros… ¿Se refieren a estas profesiones cuando dicen “de lo que sea”? No lo creo.

Once millones de trabajadores alemanes no cobran lo suficiente como para vivir de su sueldo y necesitan ayuda del Estado. Once millones de alemanes trabajan “de lo que sea”. ¿Qué queda para los españoles que no hablan alemán todavía y no tienen unos estudios de esos que aquí escasean? Queda trabajo precario, en negro, con sueldos tan ínfimos que solo puedes aspirar a sobrevivir. Sé que muchos se sentirán identificados pero es difícil admitir que se pasa mal, que para eso estaba mejor en España, también con trabajo precario, pero con red familiar, con amistades, con Seguridad Social (universal y gratuita), con mejor clima y un idioma que ya dominas.

Las vacaciones son un buen momento para planificar cosas. Como por ejemplo una posible mudanza a Alemania para buscar trabajo. Si ese es tu plan:

  • Apúntate a un curso de alemán. Que tu objetivo sea conseguir un B1 antes de llegar.
  • Intenta hacer algún contacto en la ciudad de tu elección. Los miembros en estos grupos de Españoles en Dresde (Núremberg, Múnich, etc.) son gente muy maja y seguro que te ayudan.
  • Aprende a hacer un CV en alemán, con formato alemán (son un poco especiales).
  • Busca ciudades baratas, pero que no tengan mucho paro de tu sector.
  • Ahorra todo lo que puedas.
  • Y por último: cuéntale a todo el mundo tus planes, nunca sabes dónde puede haber un buen contacto.

¡Disfrutad del verano mientras dure!

Silvia Ortiz
Consultora lingüística

http://www.silvia-ortiz-translations.com

Vuelvo al tema de los seguros que dejé aparcado porque las elecciones autonómicas en España y el voto rogado se cruzaron en mi camino (me refiero a la entrada de junio Votar desde el extranjero).

Al repasar la primera parte, me he dado cuenta de que me dejé dos tipos de seguros que también vienen con la nómina:

1) Lo que podríamos traducir como seguro de dependencia. Este también puede ser estatal o privado, se paga junto con el seguro médico y sirve para recibir dinero y asistencia en caso de incapacidad temporal o permanente.

2) Una especie de seguridad social (seguro médico, pensión, seguro por enfermedad y de dependencia) pero que se aplica solo a cierto tipo de profesiones, como artistas y publicistas, también aunque sean autónomos. Como este tipo de seguro afecta a pocas personas no me voy a extender aquí. Si alguien está interesado en obtener más información, puede visitar su página oficial.

Seguros médicoProsigo ahora con el segundo grupo de seguros: los personales. Entre ellos se incluyen:

  • Seguro de responsabilidad civil
  • Seguro del hogar
  • Seguro para gafas y otras curiosidades

No sé si primero fue el huevo o la gallina. Quiero decir, que no sé si los seguros han conseguido vender muy bien sus productos en Alemania, o si los alemanes son gente preocupada por el futuro (algunos dirían que en demasía) y por ello existe en este país una potente industria aseguradora.

El seguro del hogar que menciono también es común en España, ya lo sé, pero para mí la principal diferencia es que aquí es muy normal tener uno incluso aunque vivas de alquiler. El seguro del hogar no es obligatorio, pero sin embargo la mayoría de propietarios exige a sus inquilinos que tengan un seguro de responsabilidad civil personal. Este tipo de seguro cubre los posibles daños que puedas causar a una tercera persona. Por ejemplo: vas por la calle con un vaso del Starbucks muy caliente, te chocas con alguien, le tiras el café por encima sin querer y le causas quemaduras. En concreto los caseros quieren asegurarse de que si tu lavadora pierde agua y causa un gran estropicio al vecino de abajo, será tu seguro y no el suyo el que pagará las reparaciones. A mí en la vida se me hubiera ocurrido tener un seguro de estas características, hasta que llegué aquí y quise alquilar un piso. También me contaron que un chico se saltó un semáforo con su bicicleta y el tranvía lo atropelló. Fue un accidente muy grave y el chico acabó en el hospital, donde se enteró de que las autoridades le reclamaban un millón de euros por haber tenido que parar las líneas, llamar a los bomberos, etc. No sé si es una leyenda urbana que cuentan a los españoles recién llegados, pero si esto funciona así, por 6€ al mes que cuesta pago los seguros que haga falta.

Pero entre todos ellos, el que más me sorprendió fue el seguro de gafas. Mi seguro médico me cubre un cambio de gafas cada dos años así que fui a la óptica a hacerme unas nuevas. Las gafas y lentillas son increíblemente baratas en este país, así que compré unas gafas por tan solo 18 euros. Podéis imaginar mi cara de asombro cuando la dependienta me preguntó si quería un seguro de gafas por si se me rompían. Y es que ese es el negocio de los seguros: pagas más en cuotas de lo que realmente vale el producto o servicio, y quizá piensen que como lo pagas poco a poco lo notas menos. Afortunadamente, este seguro tampoco es obligatorio.

Silvia Ortiz
Consultora lingüística

http://www.silvia-ortiz-translations.com

Jueves, 04 Junio 2015 09:35

Votar desde el extranjero

Como cualquier ciudadano, un español que vive fuera de su país tiene derechos y obligaciones. Una de esas obligaciones es registrarse en la embajada en su país de acogida como residente temporal (ERTA) o permanente (CERA). Pero la mayoría no lo hace y las razones son variadas y la mayoría fundadas:

- Los horarios de los consulados son de risa. Yo tuve que estar en Berlín antes de las 10 de la mañana.
- No todos los países tienen consulado en diferentes ciudades, y puedes encontrarte bastante, bastante lejos del mismo.
- Aunque supuestamente por ley tienes derecho a inscribirte en la embajada como residente temporal en el registro ERTA (estudiantes, trabajadores con un contrato por un período definido menor a un año, etc.), a las embajadas no les gusta mucho esta modalidad, porque es difícil controlar el flujo de personas y para el tema que nos ocupa, el voto, bastante engorroso.

La Marea granate realizó un trabajo estupendo y explicó con detalle en su página web los pasos a seguir para el voto rogado.

Como ellos bien dicen debemos poder votar en las elecciones autonómicas y generales de nuestro país de origen, pero al final para muchas personas el voto rogado se convirtió en voto robado porque no pudieron ejercer su derecho. En muchos casos, los votantes en cuestión se acordaron de registrarse en la embajada demasiado tarde, en otros todo parecía correcto pero las papeletas les llegaron una vez pasada la fecha de las elecciones. Y, para lo que espero que sea una minoría, las embajadas se lo pusieron difícil.

Yo me registré en noviembre de 2014 (como os conté en mi entrada de blog Casarse en el extranjero), así que estaba dentro del plazo. Además, en este país el correo funciona a la perfección, así que el proceso me resultó bastante fácil.

dieparteidresdeUna vez registrada, en mi caso, en CERA, te llega una carta a casa en la que te preguntan si vas a querer votar y en su caso si vas a querer hacerlo en la embajada o quieres hacerlo por correo. Como a mí la embajada me queda un poco lejos elegí la opción de voto por correo. Para ello tenía que solicitarlo mediante un formulario que me adjuntaban o por Internet. Lo hice por Internet y aunque la página habilitada era bastante mala y me dio varios errores, finalmente conseguí solicitarlo. A las pocas semanas me llegó un sobre con todas las papeletas: elegí mi voto de color sepia, lo metí en un sobre del mismo color, ese sobre dentro de otro sobre dirigido a la embajada y ese sobre en otro sobre que iba dirigido a Valencia. Todo esto te lo proporcionan gratuitamente y el franqueo está pagado. Como digo: fácil, fácil. Según las estadísticas publicadas después de los recuentos, en estas elecciones votaron alrededor de un millón de personas menos en comparación con las anteriores. ¿Casualidad?

Espero que la presión ejercida (manifestaciones, artículos y demás) sirva para que en las elecciones generales a todos los residentes en el extranjero, temporales o no, votar les resulte igual de fácil que a mí.

Y luego están las municipales, en las que participaré el próximo domingo, porque para esas voto en Dresde, ya que estoy empadronada aquí. Y para que veáis que no solo la política española se está volviendo innovadora os dejo una foto de una candidata (¿candidato?) colgando el cartel electoral del partido al que representa.

 

Silvia Ortiz
Consultora lingüística

http://www.silvia-ortiz-translations.com

Llevo algo más de un año escribiendo este blog y he recibido consejos de algunas personas sobre los temas que debo tratar. El de este mes de mayo me lo han sugerido varias veces, supongo que debido a que mucha gente desconoce el universo de los seguros en este país. En España es todo mucho más fácil. Lo he ido posponiendo porque me parece interesante, pero difícil de contar. Sin embargo hoy he tenido una reunión con la encargada de la oficina que lleva mi seguro médico y he recordado que es una cuestión pendiente.

En Alemania, hay seguros para todo. Estoy convencida de que hasta hay un seguro que te cubre en caso de que no te cubra ningún otro seguro. Voy a dividirlos en dos grandes grupos: los que vienen en la nómina y los personales. Los seguros profesionales creo que no son tan interesantes (ya que solo te afectan si tienes un negocio o tienes una actividad profesional como autónomo, como es mi caso).

1) Seguros que se pagan cuando trabajas:

  • Seguro por desempleo (estatal)
  • Seguro por enfermedad (estatal o privado)
  • Seguro por accidente laboral (estatal o privado)
  • Seguro de jubilación o pensión (estatal)
  • Seguro por incapacidad (estatal)
  • Seguro médico (estatal o privado).

Como veis, hay algunos seguros que se pagan al estado sí o sí, esos son los que he calificado como "estatales". Casi todos los trabajadores por cuenta ajena pagan estos seguros obligatoriamente. Excepto los minijobs y las prácticas. Otros seguros pueden pagarse a una aseguradora privada en lugar de al estado, pero solo si reúnes un requisito: ganar más de 58.000 euros al año. El límite va subiendo cada año, pero no hace falta que tu sueldo suba de la misma forma, siempre y cuando no disminuya. Si te quedas en paro o cambias de trabajo a otro con un sueldo mucho menor, vuelves al sistema público. Os estaréis preguntando... ¿Entonces los que más ganan pueden decidir no contribuir al sistema sanitario público? Correcto.

En España, todos estos puntos están dentro de un único pago en la nómina, el pago a la Seguridad Social, que en porcentaje de tu sueldo es mucho menor que todos estos seguros juntos.

Bueno, ahora pongamos el caso de una persona que viene a Alemania a aprender el idioma y a buscar empleo. Puede venir con la tarjeta sanitaria europea. Pero no el papel que dice que tienes tres meses de cobertura, sino la tarjeta física. Porque de no tenerla es muy difícil que un médico alemán, cuyo sueldo depende de que tu seguro médico en España (Seguridad Social) le pague su factura, acepte un papel escrito en español y a todas luces fácil de falsificar. Incluso con la tarjeta física pueden surgir algunos problemas, ya que aquí las tarjetas del seguro tienen un chip y la tarjeta sanitaria europea española una banda magnética. Lo que dificulta la admisión en los terminales de lectura. Pero este es otro tema.

Supongamos que la persona que llega aquí con su tarjeta física está unos meses estudiando el idioma y antes de que le caduque la tarjeta (dos años) decide apuntarse en la oficina de empleo como demandante por si le sale algo. En el momento en que te registres como demandante de empleo necesitarás un seguro médico alemán y no es barato. Uno público (sí, hay más de uno) son mínimo 150€ al mes. Uno privado de estudiante (suponiendo que la persona puede demostrar que sigue estudiando alemán, por ejemplo, en alguna academia) puede ser mucho más asequible, pero la franquicia es muy alta. Una vez que la persona encuentre empleo pasará al sistema público y pagará el porcentaje correspondiente de su sueldo para el seguro médico.

Suena complicado, ¿verdad? Lo es.

¿Y los autónomos? Si cuando te das de alta como autónomo en Alemania ya estás en el sistema público alemán, porque has trabajado previamente para una empresa en Alemania, puedes quedarte en el público, pero solo te sale rentable si tienes dependientes o no ganas mucho, ya que como dije un seguro público se paga como porcentaje de tu sueldo. Un seguro privado, sin embargo, es una cantidad fija que es independiente de tus ingresos. Yo cuando llegué a Alemania ya era autónoma, por lo que no tuve posibilidad de elegir, tuve que hacerme un seguro médico privado. He oído a muchos autónomos en España quejarse de las cuotas mensuales que se pagan allí. Pero vamos a tener en cuenta que en la Seguridad Social española, en la cuota de autónomo, estamos pagando pensión y seguro médico. Si quisiera tener lo mismo con mi seguro privado aquí, tendría que pagar 600€ al mes. Pago menos porque no pago pensión (no estoy "cotizando" en ningún sitio) y tengo una franquicia alta (hasta cierta cantidad en el pago de medicamentos sale de mi bolsillo, sin que me lo cubra el seguro, lo mismo que los coches de alquiler).

Uf, ¡cuánta información! Creo que el segundo grupo de seguros, los personales, lo dejo para la entrada de junio. Espero haber cubierto todos los puntos importantes. 

Silvia Ortiz
Consultora lingüística

http://www.silvia-ortiz-translations.com

Tanto en Alemania como en España, Viernes Santo y Lunes de Pascua son festivos, la gente se va de puente y todo el mundo celebra la llegada de la primavera.

PascuaTambién depende de a lo que llames primavera, porque estos días de Pascua en Dresde ha nevado. Yo a eso le llamo invierno. Pero como del clima ya hablé en otra ocasión, en esta entrada me voy a centrar en las demás diferencias.

No podemos negar que en España la fiesta tiene un marcado componente religioso, aunque algunos recordemos volar la cometa y comer la mona en esos días cuando éramos pequeños.

La Semana Santa en España atrae a turistas de todo el mundo. Devotos vestidos de nazarenos que cargan a sus espaldas estatuas de santos, los pasean por las calles en riguroso silencio, y a veces mientras tocan el tambor, llevan velas y cantan desde los balcones. Todo ello es para los turistas una gran atracción, algo digno de admirar. La verdad es que, seas creyente o no, la Semana Santa española es algo único.

La celebración en Alemania es menos exótica. A excepción de algunos estados federales católicos, la mayoría de Alemania celebra la Pascua con una liebre que nadie ve y unos huevos de colores. Y mi parte preferida: ingentes cantidades de chocolate.

Los niños pintan huevos de colores y los cuelgan de arbolitos. También los escaparates de las tiendas se llenan de estos pintorescos huevos. El domingo de Pascua, los niños buscan por el jardín los dulces que una supuesta liebre les ha escondido. Obviamente todo tiene un origen pagano, relacionado con la fertilidad (las liebres se reproducen con facilidad y los huevos son símbolo de vida).

¿He dicho que la liebre no se veía? Bueno, es cierto, los niños no ven a la liebre que les deja los dulces, pero en todos los supermercados se pueden ver liebres de todos los tamaños, ¡de chocolate! Como digo, mi parte preferida. 

Silvia Ortiz
Consultora lingüística

http://www.silvia-ortiz-translations.com

Página 1 de 3

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación